No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

Bajan robos 37% en negocios de Tijuana durante 2020

Presidenta de Canacope Tijuana atribuye que la disminución de la incidencia registrada por la Fiscalía General del Estado en comparación con 2019, se debe que se presentaron menos denuncias.

Avatar del

Por Alejandra Pérez

El 22 de febrero de 2020, sujetos armados y vestidos con pasamontañas asaltaron el restaurante “Hollywood Sunset Diner”.(Luis Gustavo Suarez)

El 22 de febrero de 2020, sujetos armados y vestidos con pasamontañas asaltaron el restaurante “Hollywood Sunset Diner”. | Luis Gustavo Suarez

TIJUANA, B.C.- Además del embate por la pandemia del Covid-19, durante 2020 en Tijuana mil 966 negocios tuvieron que sobreponerse a ser víctimas de un robo, el 83% cometidos con violencia, de acuerdo a estadísticas de la Fiscalía General del Estado (FGE).

La dirigente de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope) en Tijuana, señaló que aunque las estadísticas de robo a comercio reportan una baja en 2020, en comparación con 2019, la incidencia delictiva no ha disminuido.

Gina Villalobos González afirmó que más bien lo que decayó fue la denuncia, por cuestiones de restricción en la movilidad y el esquema que maneja para recibir denuncias.

De acuerdo a las cifras de Fiscalía, en 2019 se denunciaron 2 mil 689 robos a negocios y el año pasado mil 966, una disminución de 37%.

Las estadísticas revelan que mil 633 robos a negocios se perpetraron con violencia y 333 sin violencia.  En marzo se registró la mayor cantidad de asaltos a comercios, con 276, seguido de enero con 215 robos.

Villalobos González expuso que incluso cuando los negocios estaban cerrados, los delincuentes los abrían para robar.

Cortesía

Añadió que hay dueños de abarrotes que por semana reciben hasta dos visitantes de ladrones y han registrado casos de comerciantes que sufren traumas por un robo y prefieren cerrar.

“Resilientes, como siempre, el comercio en pequeño dice ‘pues ni modo, me asaltaron, gracias a Dios que no me golpearon’, ‘me asaltaron y me golpearon, gracias a Dios que no me mataron’, es este sentido, de que hay que continuar con todo y la inseguridad”, indicó Gina Villalobos González.

GASTOS ADICIONALES

El año pasado los efectos de sufrir el ilícito se agravaron por el contexto económico de la pandemia del Covid-19, refirió por la limitación del aforo máximo y los gastos adicionales para cumplir los protocolos sanitarios.

“El establecimiento, sea de comercio o servicios, no deja de ser afectado por esta situación, desde el que llega y asalta por robar la caja, hasta cuestiones mucho más elaboradas, son muchas situaciones las que convergen para resentir en 2020 un mayor incremento en la inseguridad”, destacó.

La crisis económica ya agravada por la inseguridad, abundó se agudiza con el confinamiento, la presión de que el negocio no funcione o tener que cerrar por la falta de ingresos para pagar la renta.

“El estado de ánimo del empresario es preocupante porque son pocos los que están en la postura tradicional del comercio en pequeño, de subsistir a pesar de todas las crisis, ahora es completamente diferente, yo veo a la gente asustada por la pandemia, por la situación económica”, manifestó.

Durante una reunión del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), del cual forma parte la Canacope, con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se acordó que los botones de pánico costarán dos mil pesos para los afiliados de la cámara, cuando el precio regular es de tres mil pesos.

En esta nota

Comentarios