No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

Aumenta a 9 mil 500 la multa por alcoholímetro

La falta registró un aumento de alrededor de un 50% en relación a su costo actual; adicionalmente se debe pagar por remolque y estancia en patios.

Avatar del

Por Glenn Sánchez

Las autoridades además impusieron candados para que la gente no pueda evitar el pago a través de un juicio.(Sergio Ortíz)

Las autoridades además impusieron candados para que la gente no pueda evitar el pago a través de un juicio. | Sergio Ortíz

Aquellos ciudadanos que sean sorprendidos conduciendo en estado de ebriedad tendrán que pagar una multa de casi 10 mil pesos, esto sin contar por los servicios de grúa y los días en el corralón.

Ayer el Cabildo de Tijuana aprobó de manera unánime modificaciones al Reglamento de Tránsito y Control Vehicular, que incluyen el aumento de la multa por no pasar la prueba del alcoholímetro.

Con anterioridad la multa oscilaba entre las 40 y 60 umas, es decir, de 3 mil 480 a 5 mil 220 pesos.

Sin embargo, con esta aprobación, pasó a de 100 a 110 umas, que son entre 9 mil 135 y 9 mil 556 pesos.

El regidor presidente de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, Luis Antonio Quezada Salas, informó que esta situación se da porque había vacíos legales que provocaron que ciudadanos solicitaron el regreso de esta infracción.

“El ciudadano demandaba por la vía del contencioso administrativo”, comentó, “y la mayoría de los juicios los ganaban, entonces se hizo una reforma a este Reglamento para blindarla”.

Informó que desde el año 2016 a la fecha se han  contabilizado cerca de 3 mil juicios, en donde se regresó el monto de la infracción.

Entonces el objetivo de estas modificaciones es poner candados en el reglamento y a su vez disminuir los accidentes automovilísticos relacionados con la ingesta de bebidas alcohólicas.

Las alternativas

El edil reconoció que la multa es elevada, sin embargo, también se contempla que los ciudadanos que no tengan el dinero para pagarla, puedan hacerlo con horas de servicio comunitario.

Entonces esperan que las personas que se animen a conducir en estado de ebriedad tendrán que pensarlo dos veces por lo elevado de la infracción.

“Adicionalmente se generó dentro del Reglamento de Tránsito la posibilidad de que quien no cuente con los recursos podrá optar por el trabajo en beneficio de la sociedad, entonces podrán pagar su multa”, agregó.

Por su parte, el presidente municipal Arturo González Cruz, señaló que detectaron a despachos de abogados que se dedicaban a la defensa para que no se pagaran estas multas cuando los detienen en los alcoholímetros.

Aseguró que este no es un tema recaudatorio ya que le dan la posibilidad a la población de acudir con el juez para decir la multa o hacer servicio comunitario.

“No es recaudatorio, estamos incluyendo esto reconociendo que hay una parte muy importante de nuestra población que no pudiera contar con los recursos, pero tenemos que darles la opción de resarcir las faltas que cometieron”, concluyó.

En esta nota

Comentarios