Tijuana A pesar de varias campañas de concientización, algunas personas arrojan basura a las playas.

Acostumbrados a convivir con la contaminación

Avatar del

Por Khennia Reyes

Acostumbrados a convivir con la contaminación

Acostumbrados a convivir con la contaminación

A pesar de que las condiciones de limpieza en playas de Tijuana no son las óptimas, varias familias han decidido ir a pescar sus propios alimentos marinos desde el Muro Fronterizo hasta El Vigía.

En un recorrido nos encontramos a los pescadores, quienes aprovecharon la marea alta para obtener sus productos, pero reconocieron que lo “cafesoso” y la espuma son síntomas de que la playa está contaminada.

“Para nosotros es importante que las playas estén limpias para que los pececitos tengan buena calidad de vida y que nosotros nos lo podamos servir en la comida”, contó Jesús Anaya.

Así, al igual que la familia de Jesús, otras tres más pescaron mojarras, truchas, merluza, entre otros.

Pero la preocupación de los ambientalistas de Proyecto Fronterizo de Educación Ambiental (PFEA), es que los animales marinos se tragan los plásticos que son arrojados al mar, los cuales en algún momento caerán a los estómagos de los humanos.

El doctor Roberto Sanabia Orejel, urgenciólogo del Hospital General de Tijuana (HGT), recomendó a las familias adquirir los productos de mar en establecimientos adecuados, pues de lo contrario tendrán un enorme riesgo de contraer una infección alimentaria o intoxicación.

El pescado o mariscos echados a perder son los que tienen los ojos hundidos, piel babosa y deformación en las escamas, además de lo maloliente.

Y si a pesar de estas condiciones es ingerido algunos de los efectos serán dolor en el cuerpo, articulaciones, fiebre, náusea, vómito, diarrea, entre otros.

La vida en la playa
Durante las mañanas el malecón y la arena de playas de Tijuana están limpios; los olores son relativamente imperceptibles.

Sin embargo, al pasar las horas, como de las 11 en adelante, la suciedad es evidente conforme llegan los visitantes a realizar sus pic-nic, que en diferentes puntos deja su basura de cualquier tamaño y material.

En cuanto a la pestilencia, esta envuelve las áreas donde se encuentran los comercios y baños públicos, lo mismo sobre la avenida principal, pues en ciertas partes las aguas de los drenajes están expuestas.

En el área residencial por donde se encuentra la Estación de los Salvavidas se forma un inmensa isla de basura y aguas negras, las cuales van con dirección hacia las playas.

Los vecinos comentaron que cada verano es un problema estos residuos, pues además de los malos olores, se crean plagas de ratas e insectos que se meten a las casas.
En esta nota

Comentarios