Tijuana

Abogan por legalización de cannabis medicinal

Avatar del

Por Khennia Reyes

Abogan por legalización de cannabis medicinal

Abogan por legalización de cannabis medicinal

Para las familias es importante que se legalice el uso del cannabis medicinal o mariguana, pues sus seres queridos que padecen enfermedades neurológicas o terminales necesitan de la planta para mejorar su estado de salud y obtener una mejor calidad de vida.

Es el caso de Alejandra Arreola, mamá de Aranza, de 5 años, quien desde los 3 fue diagnosticada con epilepsia severa que a los meses afectó la movilidad de una de sus piernas.

La pequeña fue tratada con medicina tradicional en diferentes instituciones públicas, pero su salud no mejoraba, recuerda su madre.

Aranza presentaba de 20 a 100 convulsiones en un solo día, lo que también dañó su sistema nervioso, motricidad y el habla.

“Era una situación muy difícil. Recuerdo muy bien cuando uno de los neurólogos me dijo que el siguiente paso para mi hija era pasar de esta epilepsia refractaria a un estado vegetativo. Tal vez me lo dijeron en una manera más cruda y yo siempre me negué a que mi hija iba a estar en esa condición”, recordó.

Así, se acercó a la Fundación Loto Rojo para conocer el uso del cannabis medicinal, en donde su hija ha mejorado hasta un 85% su salud.

“En el último encefalograma que fue hace un mes y medio la niña manifestó un 85% de avance, situación que con ningún medicamento alópata había manifestado. El pronóstico en sus encefalogramas, que se los hacíamos cada dos meses aproximadamente, era devastador. Había una desconexión total de sus ondas cerebrales con la conexión de su organismo”, dijo la madre de Aranza.

El tratamiento
Alejandra Arreola explicó que el tratamiento de su hija consiste en la colocación de unas gotas de cannabis debajo de la lengua. Al inicio la niña debía injerir 20 gotas en el día y ahora debido a su evolución médica solo seis por la noche.

“Ella ya casi hace su vida normal. A los 4 meses de haber iniciado el tratamiento ella no ha tenido ni un solo episodio (convulsión), fueron disminuyendo. A los 10 días aproximadamente de empezarlo en lugar de 90 episodios fueron 50. A las 2 semanas siguientes se redujeron a 20. Al mes y medio ya no tenía en el día, solo en la noche. Así fuimos avanzando, hasta que llegó el día en el que no le dio ningún episodio”, expresó.

Por su parte, José Guerrero Gutiérrez, de 31 años, quien también utiliza el cannabis medicinal, explicó que la medicina tradicional no le funciona del todo para tratar un tumor cerebral fase 4 que le fue detectado hace casi un año.
Él con la mariguana ha disminuido los malestares de las radiaciones, gracias a que toma tres gotas del cannabis en el día y noche.

“Me da sueño, hambre. Me relaja. Me dan medicamentos normales en el Seguro para desinflamar, para mejorar las convulsiones, pero nomás me calma por un rato, pero no es el mismo efecto que al del cannabis”, dijo Guerrero Gutiérrez.

En tanto, José Felipe Saucedo Cerda, fundador de Loto Rojo, explicó que el cannabis no asegura la cura total de las enfermedades congénitas o terminales, pero sí mejora la calidad de vida de los pacientes y además garantiza el derecho a la salud.

Asimismo, dijo que los afiliados reciben una asesoría legal y médica para determinar el tipo de tratamiento, el cual varía dependiendo de los medicamentos.

Lamentó que la actual prohibición del cannabis impida el desarrollo de investigación del sector salud, en el cual se ofrecen otras alternativas de tratamiento menos invasivas a comparación de la medicina tradicional.
En esta nota
  • cannabis medicinal

Comentarios