No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Policiaca

Investigan ataque con una bomba molotov

La familia estaba en el interior de su casa, donde se registró un incendio que le quitó la vida a una ex agente de la PGR.

Avatar del

Por Angel Gonzalez

En el siniestro en la vivienda resultó con quemaduras de gravedad la menor de 13 años.

En el siniestro en la vivienda resultó con quemaduras de gravedad la menor de 13 años.

Una ex agente del Ministerio Público de la desaparecida Procuraduría General de la República (PGR) falleció al incendiarse su domicilio en el fraccionamiento Real de San Francisco, mientras que su hija resultó con quemaduras de gravedad que la mantienen en el hospital.

El lunes, a las 23:40 horas, elementos de Bomberos Tijuana acudieron a la calle Real de Baja California, esquina con Real del Monte, en dicho fraccionamiento, donde vecinos reportaron una casa en llamas.

Los bomberos trabajaron en el domicilio de dos pisos y sofocaron el fuego minutos más tarde.

Al ingresar, encontraron un cadáver completamente calcinado, boca abajo, en las escaleras de la vivienda y a una niña con quemaduras de tercer grado tendida en el piso del baño.

El cadáver fue identificado como Kathia Ponce Amador, de 34 años; mientras que la menor es Michelle Ponce, de 13 años, quien fue trasladada al Hospital General, donde hasta por la tarde estaba en condiciones graves.

“Yo me enteré hasta las cuatro de la mañana y al parecer todo fue a la media noche; mi mamá ayer habló con ella, casi a las 11 de la noche, según los vecinos, los hechos ocurrieron a las 23:50 horas”, reveló la hermana de Kathia, Alessandra Ponce Amador.

Los indicios

De acuerdo con información proporcionada por el subprocurador de Justicia en Zona Tijuana, Jorge Álvarez Mendoza, el reporte inicial del siniestro se recibió como una explosión presuntamente de un tanque de gas.

Al ingreso a los elementos periciales no se localizó ningún tanque de gas en la planta baja del inmueble.

“El reporte inicial decía que explotó un tanque, pero cuando fueron a procesar, no estaba el tanque, no se advierte qué lo provocó; en lo que se hacen las primeras investigaciones hay que esperar necropsia, a ver qué dice bomberos”, apuntó.

Sin embargo, una vecina de las víctimas dijo que se escuchó un estruendo antes de la media noche y posteriormente vieron a dos sujetos huyendo de la zona.

“Los hombres que tiraron la bomba no entraron, la lanzaron desde afuera y salieron corriendo”, manifestó.

Tan pronto pasó la explosión, añadió, otros colonos de la calle Real de Baja California acudieron a auxiliar a madre e hija, sin poder ingresar por la velocidad con que se propagó el fuego desde la planta baja al segundo piso.

“En cuanto se escuchó, creció la llama, los vecinos trataron de ayudar, pero como la bomba cayó en la sala, ellos no podían entrar”, dijo.

Dedicada a la docencia

Kathia Carolina Ponce Amador laboró hasta 2014 en la entonces Procuraduría General de la República y en primera instancia se desempeñó como secretaria y después como agente del Ministerio Público por designación especial.

Tras su salida de PGR, se dedicó a dar clases en Unidep y a ofrecer sus servicios como litigante de forma particular.

“Acá llevaban viviendo aproximadamente cinco meses, tenía 34 años; era licenciada en Derecho, estuvo trabajando muchos años en PGR, actualmente se dedicaba a la docencia y a litigar, en nada turbio, ella se ganaba su dinero bien”, informó Alessandra.

Juan Piña, uno de sus compañeros en su paso por la Procuraduría, la describió como una profesionista dedicada y una mujer alegre.

“Era muy tranquila, muy reservada, muy callada, muy apegada a su chamba, muy dedicada, muy inteligente, sabía mucho; como persona, era alegre, veracruzana, le gustaba trabajar en la penal”, mencionó.

Tome nota

Un de las víctimas era Kathia Carolina Ponce Amador, licenciada en Derecho y quien actualmente se dedicaba a dar clases y litigar asuntos particulares.

En esta nota

Comentarios