Policiaca

Así describe novia a sospechoso en tiroteo de garita

La novia del ciudadano estadounidense ahora fallecido dijo que él luchaba contra la depresión.

Avatar del

Por Redacción

A dos días de lo sucedido en la garita, un tiroteo que involucró a siete agentes de CBP, y que culminó con el fallecimiento del sospechoso.

A dos días de lo sucedido en la garita, un tiroteo que involucró a siete agentes de CBP, y que culminó con el fallecimiento del sospechoso.

San Ysidro, California

La novia del sospechoso del tiroteo de la garita de San Ysidro, Cadance Beavers aseguró que su pareja no era una persona que hiriera a nadie.

Así lo dijo en una entrevista en exclusiva con NBC 7, a dos días de lo sucedido en la garita, un tiroteo que involucró a siete agentes de CBP, y que culminó con el fallecimiento del sospechoso.

“Todos lo amaban, él brillaba en cada parte, él era tan inteligente, tan útil, tan trabajador”, dijo Beavers a la cadena televisiva en San Diego. “Él amaba trabajar. Todo lo que hacía era alrededor de su trabajo, era un gran trabajador”.

La mujer de 18 años señaló que conoció al sospechoso identificado como Travis James Eckstein de 23 años, cuando eran vecinos en Cherry Valley en el condado de Riverside.

Él siempre estaba buscando una aventura, a lugares para visitar, y gente para ver, y estoy muy agradecida de que haya podido hacer eso, y experimentar eso en sus últimos meses de vida”, comentó Beavers.

La novia del ciudadano estadounidense ahora fallecido, dijo que él también luchaba contra la depresión.

“Travis batallaba con depresión como mucha gente de nuestra edad. Él a veces tenía un ángel o un diablo en sus hombros. Siempre tenía una batalla así, pero era más allá de eso”, expresó Beavers.

Eckstein falleció luego de que intentó evadir la segunda inspección en la garita de San Ysidro, y que inició un tiroteo con agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

“Él sabía como usar un arma, podía haber lastimado a alguien, pero decidió no hacerlo. Creo que ahí se dio cuenta de lo que hizo, y prefirió morir que ir a la cárcel. Tres balazos fueron de él, si ven las fotos del vehículo, los oficiales le dispararon mucho a mi novio, pero estaban haciendo su trabajo, y no estoy trastornada. Yo sé que pude haber lastimado a alguien, pero no lo hizo, él prefirió suicidio por un policía, y no lo culpo, aunque quisiera que estuviera conmigo”, comentó Beavers.

La madre de Eckstein, Donna Anderson Kniss puso un tributo a su hijo a través de su cuenta de Facebook.

“Travis batalló muchos años con depresión y recientemente fue diagnosticado como bipolar. También tuvo muchas conmociones cerebrales, su mente no trabajaba como la de una persona normal”, escribió la madre en el tributo.

En esta nota

Comentarios