No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

_mundo

Reaparece mujer herida en protesta para exigir claridad

Leslie Furcron, su familia y abogado exigen se dé a conocer el nombre del policía que le disparó con balas de goma en la frente. 

Avatar del

Por Nelly Cervantes

Leslie Furcron estuvo en estado de coma durante nueve días.(Nelly Cervantes)

Leslie Furcron estuvo en estado de coma durante nueve días. | Nelly Cervantes

LA MESA, California.- Leslie Furcron, la mujer de 59 años que recibió un tiro en la frente durante las protestas del sábado 30 de mayo, y quien estuvo hospitalizada en estado de coma durante nueve días, se presentó ante los medios en una conferencia de prensa ayer.

“Soy madre de 4, abuela de 13, un miembro productivo de la sociedad, pero estoy muy débil, me cuesta mucho trabajo ponerme un sostén ahora”, dijo Furcron, que recientemente se convirtió en bisabuela, en la conferencia donde estuvo rodeada de familiares.

Furcron, su familia y abogado exigen se dé a conocer el nombre del policía que le disparó con balas de goma en la frente. 

“Estábamos muy enojados con la ciudad y el departamento de la policía, pero no es la ciudad, es el departamento de policía el que no está soltando el nombre”, dijo el abogado de la familia, Dante Pride, quien reveló que estuvo en la junta de cabildo donde el jefe policiaco Walt Vásquez dijo que no iba a revelar el nombre del oficial que le disparó a Furcron.

La ciudad de La Mesa dió a conocer el recuento de los hechos de ese sábado cuando las protestas pacíficas escalaron a saqueos debido a personas infiltradas, “la señora no hizo nada que pudo evitar lo que pasó, pero no queremos justificar lo que pasó, queremos que la policía nos dé una explicación”, dijo el abogado. 

Antes de la protesta Furcron tenía tres años viviendo en la zona, estudiaba su licenciatura en Trabajo Social, y trabajaba como facilitadora del IHS, el Servicio de Salud para los Indígenas, una agencia bajo el Departamento de Salud y Servicios humanos, pero dijo, “ahora yo soy la que necesita ayuda”.

En esta nota

Comentarios