Espectáculos Local

Versos y fandango veracruzano animaron presentación de Son de Tijuana

Este grupo de músicos y cantantes que dirige el maestro Carlos Rosario interpretó sones jarochos e improvisó versos al vuelo con las frases y nombres que el público les iba indicando.

Avatar del

Por Redacción

La jarana veracruzana, la fiesta que se canta y se baila frente al Golfo de México, llegó a Tijuana el pasado sábado 15 de junio con el ensamble Son de Tijuana, que se presentó en la Sala Federico Campbell del Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura.(Cortesía)

La jarana veracruzana, la fiesta que se canta y se baila frente al Golfo de México, llegó a Tijuana el pasado sábado 15 de junio con el ensamble Son de Tijuana, que se presentó en la Sala Federico Campbell del Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura. | Cortesía

La jarana veracruzana, la fiesta que se canta y se baila frente al Golfo de México, llegó a Tijuana el pasado sábado 15 de junio con el ensamble Son de Tijuana, que se presentó en la Sala Federico Campbell del Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura.

Este grupo de músicos y cantantes que anima y dirige el maestro Carlos Rosario, tituló este concierto como “Son jarocho y verso improvisado”, en el que además de interpretar temas alusivos de esa región de Veracruz, elaboraron versos al vuelo con las frases o nombres que el público les iba indicando, algunos de ellos cargados de cierta picardía y otros refiriéndose a algún evento de actualidad tal y como se practica en varios estados de la República Mexicana.

El tradicional zapateo de los músicos acompañó a las piezas que Son de Tijuana iba interpretando al tiempo que animaba al público presente a cantar con ellos El Butaquito y El Balajú, piezas muy conocidas por el público, pero la mayor participación se dio cuando Carlos Rosario comenzó a declamar versos improvisados a partir de nombres y frases que el público le proporcionó.

La improvisación es una práctica muy usual para el maestro Rosario, quien no solo la incluye en sus conciertos, sino que ha ofrecido talleres para convocar a más personas a pensar un verso y decirlo en voz alta en las numerosas presentaciones que el grupo ha tenido en el Cecut.

“Los fandangos están hechos para el disfrute de las personas, es una fiesta que se realiza para ustedes”, enfatizó el versador en esta presentación sabatina.

Entre versos improvisados y sones veracruzanos el público participaba cada vez con más entusiasmo, algunos subieron a versificar al escenario y se quedaron a cantar con el grupo algunas de las coplas de temas como El Querreque o el rítmico Colás.

“El son jarocho no es como muchas personas pensarían, exclusivo de Veracruz, sino que comprende los estados de Oaxaca y Tabasco”, explicó entre bromas el director de Son de Tijuana al tiempo que invitaba a los presentes a bailar con la música de la emblemática Bamba, consiguiendo así establecer un ambiente festivo propio del fandango jarocho que se ha ido arraigando en la ciudad a partir de los conciertos de este ensamble animado y versátil.

Si desea conocer la programación de nuestras actividades, favor de consultar los portales www.cecut.gob.mx, www.mexicoescultura.com o www.facebook.com/cecut.mx.

En esta nota

Comentarios