No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Ideas verticales

Vamos tarde, pero hay una esperanza…

Acertadamente, el Gobierno de México a través de Sedatu, SSA, SCT, Semarnat en alianza con la OPS-OMS México y ante la pandemia provocada por Covid-19, han propuesto un plan de movilidad para una nueva normalidad denominado “Movilidad 4s para México”.

Por Jorge Gutiérrez Topete

Acertadamente, el Gobierno de México a través de Sedatu, SSA, SCT, Semarnat en alianza con la OPS-OMS México y ante la pandemia provocada por Covid-19, han propuesto un plan de movilidad para una nueva normalidad denominado “Movilidad 4s para México”.

En este documento, se hace una propuesta integral que busca adaptar a nuestras sociedades y ciudades para reactivar la economía de una forma saludable, segura, sustentable y solidaria. Las propuestas presentadas, buscan facilitar soluciones prácticas que nos permitan aprender a vivir con el Covid-19, ya que mientras no exista vacuna o medicamento efectivo, el reto para la movilidad de las personas es gigantesco ya que el transporte público de ciudades como las nuestras no permite sana distancia y se han convertido en un foco de contagio permanente.

La propuesta contempla 4 ejes con 3 estrategias cada uno:

Salud: Ciclovías emergentes, banquetas mas amplias y control de los niveles de ocupación y sana distancia en el transporte público.

Seguridad: Calles sin transito de paso, gestión de la velocidad y entornos estratégicos seguros.

Solidaridad: Aumentar frecuencia del transporte público, uso del estacionamiento y calle para consumo local y logística de carga de último kilómetro.

Sustentabilidad: Teletrabajo, escalonamiento de horarios, control de uso del automóvil y motocicleta.

Además, se proponen diversas acciones como señalizar la ciudad, establecer carriles exclusivos para transporte público, reasignar espacios de estacionamiento para la micro movilidad, Implementar vías recreativas, facilitar bicicletas al personal de salud y otras mas que puedes consultar en el documento publicado en Internet.

Desgraciadamente este tema no ha sido prioridad hasta ahora en Tijuana, donde la Secretaría de Movilidad se ha preocupado muy poco por atender la problemática que nos trajo la pandemia, y ni siquiera se ha enterado de estas convocatorias del Gobierno Federal, manteniendo su enfoque permanente en los conflictos e intereses de los taxistas y sus líderes, pasando de noche ante la actual coyuntura que permitiría, al fin, impulsar una política pública integral de movilidad y bienestar que ponga en prioridad la salud de las personas. La movilidad urbana, es uno de los temas que quedarán de nuevo pendientes, sobre todo ahora que vienen tiempos electorales, que es cuando el temido “pulpo transportista” mejor opera y hace amarres y compromisos que le permitirán perpetuar sus privilegios.

Sin embargo, hay un rayo de esperanza. Un grupo ciudadano compuesto por los coordinadores de movilidad de la Cámara de la Construcción (CMIC), el CDT y la Sociedad de Urbanismo acompañados por la Alianza para la Movilidad Activa y otros actores ciudadanos, han propuesto la activación de ciclovías emergentes en la zona este de la ciudad, como respuesta al temor a contagio que preocupa a los usuarios del transporte público. Nos hemos enterado, que a este esfuerzo se ha sumado el Instituto Municipal de Planeación (Implan) y el próximo lunes estarán presentes en un taller virtual sobre ciclovías emergentes al que ha convocado el Gobierno Federal.

Nunca es tarde para hacer lo correcto, y a pesar de la indiferencia de la Secretaría de Movilidad, esperemos que este esfuerzo entre sociedad y gobierno tenga éxito en el corto plazo y sea el inicio de la implementación de una movilidad saludable, segura, sustentable y solidaria en nuestra ciudad, que permita combatir los nefastos efectos de esta pandemia en la movilidad y la salud de los tijuanenses.

* El autor es arquitecto tijuanense, pro ciudades compactas.

Comentarios