No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Postigo

Un presente sin futuro

Cerró el año 2019 y al igual que los últimos 40 años (desde Miguel de la Madrid al presente) la deseada “rueda de la fortuna” sigue la trayectoria de sesgos interminables del todo adversos a la mayoría.

Por Antonio Medina de Anda

Cerró el año 2019 y al igual que los últimos 40 años (desde Miguel de la Madrid al presente) la deseada “rueda de la fortuna” sigue la trayectoria de sesgos interminables del todo adversos a la mayoría, ya no digamos en crecimiento y desarrollo económico, sino tan siquiera en cierto despunte que de menos en algo se alzara el porcentaje cero del que los mexicanos han sobrevivido, en particular, de 1980 a la fecha donde papel relevante jugó la funesta “alternancia” Fox-Calderón creadores del engendro llamado Prian: en cuantos detonadores de alianzas electoreras a cual más de indignas por sustentarse en el reparto del poder cuyo mejor botón de muestra aterrizó en el pasado “Pacto por México”.

Es cierto que en épocas menos catastróficas el PRI-gobierno por diversas circunstancias sustentó una política donde, cifras más proyectos menos, dio la cara en apoyo a una suerte de economía social (créditos al campo, empleo temporal, subsidios, etcétera); mismos que calificados por parte de la oligarquía de “vulgar populismo, gobierno benefactor y recolector de votos”, en un determinado momento el priato giró hacia la derecha terminando por montar sobre el anca del relingo revolucionario a los retrogradas Salinas de Gortari y compañía; artífices del neoliberalismo vende patrias y saqueadores de la riqueza nacional por medio de una rapiña que no ceja sino que aumenta día a día y todos los años.

Sin duda corresponde a la magna e impune corrupción neoliberal impuesta el haber arruinado no solo al campo y a millones de campesinos, sino con igual rigor, ejecutado el desmantelamiento de toda clase de empresas y compañías de participación estatal y social tipo bancos, mineras, telefonía y otras de holgada solidez productiva las que sin más fueron a parar a manos de la usura privada que como es entendible acrecentaron la concentración de la riqueza dispersando mayores índices de pobreza.

Una minoría escasamente conformada por cien potentadas familias que por sus nombres, apellidos y negocios son los mismos que a la sombra del PRI y el PAN anunciaron la esperada prosperidad surgida del mundo global, el nuevo orden económico y los tratados de libre comercio.

A finales de este 2019, los efectos de aquellas causas rapaces continúan siendo los mismos, o incluso, surtiendo estragos mayores por haber entregado el patrimonio petrolero y eléctrico con los daños económicos y de soberanía implicados. Por eso la constante económica y social principalmente no ha variado respecto al crecimiento, comercio informal, pobreza generalizada, campo abandonado a su suerte lo cual apunta hacia una tendencia más deplorable acrecentada de acuerdo en el mediano y largo plazo a una economía mundial de pronósticos reservados.

Nuestro país presenta escasas salidas mientras no exista la determinación de cambiarlo, se continúe simulando la realidad o poniendo parches donde se requieren compuertas de acero capaces de transformar el estado de cosas dominantes, entre otras, poner un freno a los acaparadores de la renta y distribuir la riqueza entre los que trabajan y producen los frutos en la ciudad y el campo…

Comentarios