No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Entre vinilos

Recuerdos del 88

Era el año de 1988, en el mundo se creaba la primera empresa de pretzels, nacieron los primeros quintillizos de probeta y se presenta por primera vez el musical “El fantasma de la ópera” en Nueva York.

Por Daniel de la Torre

Era el año de 1988, en el mundo se creaba la primera empresa de pretzels, nacieron los primeros quintillizos de probeta y se presenta por primera vez el musical “El fantasma de la ópera” en Nueva York. Tiempo de cambios políticos en el mundo y desacuerdos entre algunos gobernantes del mundo.

En mi caso, empezaba mi vida de bachiller, en Tijuana es común que muchas familias nos conozcamos o tengamos al amigo de la amiga del primo y así empecemos a relacionarnos, somos como un “rancho grande”, solo basta meternos a algunas páginas de tijuanenses en redes sociales y vemos a muchos conocidos o sabemos al menos quiénes son, ya que los ligamos con algún conocido.

En la radio de la ciudad sonaban españoles como el grupo Olé Olé con canciones como “Secretos”, “Sola” y “Bailando sin salir de casa”, así también Miguel Bosé con “Como un lobo”, Duncan Dhu y su hit “En algún lugar”, Hombres G con “Suéltate el pelo” y el grupo Mecano con su gran disco “Descanso dominical”.

En el plan internacional escuchábamos a Pet Shop Boys con sus éxitos “Domino dancing” y “Always on my mind”, “Desire” de U2, era de las favoritas de muchos tijuanenses, así como “The Promise” de When in Rome, que fue su éxito más sonado, estuvieron en Tijuana, allá por principios del 2000, pero no recuerdo bien la fecha exactamente.

También era muy popular Rick Astley con “Together forever”,  “New sensation” de INXS, Roxette con “Listen to your heart” y conocimos la propuesta de Enya a través de su “Orinoco flow”.

Recuerdo que los pleitos entre escuelas existió en esos años, los del Cobach contra los de la Lázaro o el Conalep, los del México contra los del Cuautla o Mentor, algunos amigos míos (no digo los nombres ja) tiraban huevos en la entrada del Progreso y si eras relajiento y sacabas malas calificaciones, tu destino era el Reforma o la Benito, no había más.

En la época de preparatoria, era común la rebeldía, fumar a escondidas, recuerdo a una amiga que llevaba cigarros dentro del cassette de “Solos en América” de Miguel Mateos, nadie se imaginaba que ahí estuvieran, mucho menos sus papás que le revisaban su mochila. Qué tiempos aquellos donde el ahora llamado “bullying” era muy común, nosotros le decíamos “carrilla” y aguantábamos.

Recuerdo que fue el año que por primera vez conocí la disco OH! Laser Club pero ya con el nombre de “Wild Oh”, recuerdo que me impactó estar ahí, era una tardeada dominical y la música sonaba bastante bien, momentos que nunca se olvidan, así como dar el rol en carro en Lomas Hipódromo del Instituto México a la fuente. Mis amistades que ya pasan los 50 años les tocó dar el rol de la “Revu” a la Chapultepec.

Infinidad de historias, anécdotas que nos han marcado, hacen que la nostalgia se ponga de moda, o como dicen los jovencitos, lo vintage.

Muchas gracias por su espacio, recuerden siempre confiar en el tiempo, los espero de lunes a viernes de 1 a 3 de la tarde por Click 104.9 FM, los invito a que me sigan en mi Instagram estoy como @danieldelatorretj. Hasta la próxima semana.

*El autor es comunicador y director de Radio Media Escuela de Locución

Comentarios