No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas El mundo me da vueltas

Me equivoqué al votar por Lopez Obrador

Desde que estuve en la escuela secundaria estuve interesado en la política de nuestro México.

Por Pepe Avelar

Desde que estuve en la escuela secundaria estuve interesado en la política de nuestro México.
Mi maestra de la materia de Español vió en mí a un joven que podía opinar de los temas y me conminó a participar en muchos certámenes académicos incluyendo oratoria y declamación.
En esa época observé la campaña de un vecino de mi casa que ganó por primera vez una presidencia municipal para el PAN.
Ya viviendo en Tijuana, me tocó ser parte de la ruffomania ¡hasta fui a “cuidar” las urnas al ritmo de “agarrense de las manos”!
De ahí todo ha sido participar: he estado ligado al menos a 8 campañas a Presidente Municipal, Diputado Federal, Gobernador y Presidente de la República y debo decirlo con orgullo, en 34 años que tengo el derecho de votar, nunca he faltado a mi obligación ciudadana.
He apoyado al PAN, al PRI, al PRD y Morena tanto con mi voto como con mi tiempo y mis recursos.
En la pasada elección federal voté por Andres Manuel Lopez Obrador. Después de ver el cochinero que se hizo en el PAN para imponer a Anaya y el desastre que consideré que había sido el gobierno de Peña, opté por el que pensé que le convenía al país. Que pena. Hoy me arrepiento porque ha resultado un gobierno caótico.
A través de los años se han hecho muchos agravios a nuestro pueblo, principalmente por el robo descarado a la hacienda pública y la consabida disminución en la calidad de los servicios que recibimos y por ello voté por AMLO. Me dió esperanza que pudiera cambiar las cosas pero no ha sido así. El Presidente presume que billones de pesos han sido “recuperados”, pero ¿Dónde están las grandes inversiones públicas por todo el país? ¿Dónde está la promoción para atraer turismo e inversiones? ¿Dónde está la baja de la gasolina, el gas y la energía eléctrica? ¿Dónde están los hospitales y universidades que hacen falta? ¿Dónde están los sistemas de distribución de mercancías que hagan mas barato los productos en nuestra mesa? La respuesta a todas es que no están, que no se han dado ni “vienen en camino”.
Ahí es donde viene mi decepción por haber depositado mi voto al proyecto que nos presentaron. En ningún rubro estamos mejor. Hay mas muertos por violencia, la economía está alicaída y, horror de horrores, hay 11 millones de nuevos pobres.
Como buen ciudadano que participa, que vota, que contribuye, que genera empleo , que expone abiertamente su sentir, creo que aún hay tiempo para corregir el rumbo. Estoy de acuerdo en apoyar hasta con el doble de dinero público a viejos y jóvenes, pero no lo estoy en que el Presidente piense que tiene que cambiarlo todo y desbarate lo poco que si habíamos logrado.
No veo que vayamos a ningún lado concreto. Los muertos se acumulan,  la economía se nos deshace comparados con otros países del primer y del tercer mundo, y en general, tenemos a medio país enojado con la otra mitad por una inútil necedad de confrontarnos como mexicanos.
Se avecina la elección gubernamental y ahora estoy mas desolado que nunca. No sé por quién votar y depositar mis renovadas esperanzas. Espero que se corrija el rumbo porque faltan mas de 3 años, pero al mismo tiempo pienso que hay que dar un manotazo en la mesa.

* El autor es empresario, turistólogo y un enamorado de su ciudad.

Comentarios