No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Numeritos

La muerte del changarro

Para nadie es un secreto la crisis profunda que viven los centros comerciales hoy en día.

Por Ariosto Manrique Moreno

Para nadie es un secreto la crisis profunda que viven los centros comerciales hoy en día; las grandes cadenas que eran las anclas de estos megacomplejos empezaron a abandonarlos y el tráfico de consumidores empezó a decaer, ahí está el caso de Toys “R” Us, Macy's o Sears.

Según Credit Suisse, en el 2017 estimó que 1 de cada 4 centros comerciales cerrarían para el año 2022. Muchos han llamado a esto como el “Apocalipsis comercial”. Nomás para el 2019 ya se ha anunciado el cierre de más de 8,500 tiendas en centros comerciales de Estados Unidos solamente, Europa vive una situación mucho más aguda todavía, ni hablar de América Latina y Asia.

Las preguntas que me preocupan y deberían ocupar al ecosistema emprendedor es ¿qué pasará con los pequeños negocios?, ¿están todos destinados al fracaso?, ¿los “malls” pasarán a mejor vida?, ¿los “changarros” o tienditas de la esquina morirán? La respuesta es NO, no morirán, ni pasarán de moda, ni serán cosa del pasado. El secreto siempre ha estado y estará en la capacidad para adaptarse a los nuevos mercados. Así de fácil, así de complicado. Te explico:

Durante los últimos 10 años como Director de Testa Marketing, me he enfrentado a múltiples retos para comprender por qué algunos puntos de venta funcionan y otros no, aunque la inmensa mayoría ha sido por el e-commerce y las nuevas plataformas comerciales, la diferencia ha estado en la capacidad para adaptarse a lo que el público necesita y requiere. Haciendo una retrospectiva de lo que he aprendido al respecto, hoy te quiero compartir 4 sugerencias para no dejar morir tu punto de venta, tu tienda o tu negocio comercial.

1.- Escucha a tu mercado. Las quejas son tips, son sugerencias de oro y te recomiendo que las tomes con madurez. Provoca que la gente te haga comentaros, abre un buzón de sugerencias y todo eso te ayudará a conocer lo que la gente opina de tu negocio para así poder hacer los cambios que necesitas.

2.- Involúcrate con la comunidad. Participa en las actividades de tu colonia, apoya a la escuela local o a la parroquia de la zona. Hazte notar como un buen vecino y ellos mismos serán tus principales promotores y defensores.

3.- Obsesiónate con la satisfacción de tus clientes. ¿Por qué ir a tu tienda si muchas cosas están a un click de distancia? En lugar de contestar: “pues porque acá lo tienen más rápido”, mejor bájale un par de rayas a tu soberbia y considera cada visita como un acto de heroísmo de tu cliente y agradécelo con una excelente atención, un lugar agradable, un dulce, café, agua fría, baños limpios o un artículo promocional. Haz que salga de tu local contento, agradecido y sin ningún argumento para no visitarte jamás.

4.- Marketing de barrio. Las redes sociales hoy permiten segmentar campañas en zonas específicas y a personas con los rasgos que tu negocio necesita. La Floristería, una pequeña florería enclavada en una zona de clase media-alta de la ciudad de Tijuana, gasta en esta técnica el día de las Madres o San Valentín obteniendo retornos de 10x o más sobre lo que invierte.

No habrá oportunidades para los negocios que se nieguen a este nuevo mundo comercial. El comercio electrónico es un gigante que aplasta, sin embargo, tampoco es imposible coexistir con ese gigante, la diferencia estará en la capacidad para adaptarse y hacerte fuerte en las áreas en las que ningún gorila comercial podrá competirte: ver de frente al cliente y hacerlo sentir persona única, especial e irrepetible.

* El autor es Director de Testa Marketing, investigación de mercados.

Comentarios