No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Lex tributum

Joel Pacheco González

“Cuando los que amamos parten, pasan de vivir entre nosotros, a vivir en nosotros”
 Autor desconocido

Por Jorge Pickett Corona

Aprovecho el presente espacio para saludar a los lectores y por primera ocasión, escribo de un tema diferente a la materia fiscal. Llevo más de siete años escribiendo de manera ininterrumpida en la presente casa editorial intentando comunicar a los lectores un poco de las novedades, críticas y en general, reformas en materia tributaria en México y en el mundo, sin embargo esta vez les transmitiré un tema diferente.

El tema que atañe a la presente columna es la vida de uno de los más grandes juristas que ha tenido Tijuana y muy probablemente México, el Lic. Joel Pacheco González, quien tuve la fortuna de que fuera mi suegro y maestro de diversas acepciones.

Joel, para sus amigos, fue el menor de sus hermanos, nacido en Villa Aldama, Chihuahua, desde muy chico él y la mayoría de su familia se vinieron a vivir a Tijuana en búsqueda de mejores oportunidades. Estudiado en la Universidad Nacional Autónoma de México por imposición de su hermano mayor el Lic. Horacio Pacheco González, toda vez que era estudiar Derecho o dedicarse a cargar madera en el negocio familiar.

Culminando su carrera como Licenciado en Derecho, su hermano lo invita a formar parte de la firma jurídica junto con el Licenciados Ricardo Mendivil Murua, Héctor Veiga Galindo, Alejandro “El Piti” Vázquez y Roberto Montaño, lugar donde conoció a su esposa Esperanza, para posteriormente integrarse al Poder Judicial del Estado y convertirse en Juez Primero de lo Civil en la Ciudad de Tijuana en noviembre de 1983, siendo –según me indican- un juzgador muy estudioso, trabajador, honrado y siempre a disposición de los abogados litigantes y público en general. Lugar donde conoció y se convirtió en amigo del Lic. Guillermo “El Titi” Ruíz Hernández.

Para el Lic. Joel Pacheco era de pleno conocimiento que no sería Juez toda la vida y, con tres hijas pequeñas y una esposa, decide emprender y poner su propio despacho a un costado del restaurante Amor, donde estuvo por algunos años para después ser invitado a su despacho por el Lic. Guillermo “El Titi” Ruiz Hernández, quienes en conjunto, llevaron los asuntos más complicados, litigiosos, cuantiosos y mediáticos de la región, obteniendo cientos de resultados favorables a sus clientes y buscando una verdadera impartición de justicia por más de 30 años como socios.

Un abogado de cara seria, pero de gran corazón, siempre apoyó a sus amigos y alumnos con consejos jurídicos, toda la vida sumergido en un libro, estudioso incansable de derecho, para muchos, una verdadera enciclopedia jurídica. Maestro de cátedra de múltiples Universidades, conferencista, columnista, presentador del programa de televisión “Los Abogados Opinan”, Presidente del Colegio de Abogados Ignacio Burgoa, A.C., esposo, padre, abuelo, gran amigo de muchos. Para mí era un placer escuchar sus anécdotas de litigio y platicar de Derecho. Así lo recordaremos al gran jurista mexicano el Lic. Joel Pacheco González, acaecido en Tijuana el pasado siete de mayo de 2021. Descanse en Paz.

*-El autor es abogado fiscalista.

Comentarios