No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Águilas y serpientes

¿Ideología política?

Una forma de ejercer la participación ciudadana es inmiscuirse directamente en los asuntos de los gobiernos.

Por Rafael Liceaga

Una forma de ejercer la participación ciudadana es inmiscuirse directamente en los asuntos de los gobiernos. Y aquí comienza el primer problema, porque cada cual tiene su propia ideología política, aunque a la hora de ejercerla, en México muy especialmente, pareciera que todos son iguales. Entonces, la primera prueba es si nos inmiscuimos, gobierne quien gobierne; o si participamos dependiendo de si los que gobiernan son de nuestras simpatías o no. Un servidor piensa que se debe de apoyar esté quien esté. Eso de hacerlo según quién esté, no habla bien del amor y actitud de servicio de cada cual por su comunidad.

La ideología política es un sistema de ideas, creencias y valores sobre lo humano y lo social. Es la forma como cada sujeto o sus grupos ven la forma de organizar y administrar el mundo, de acuerdo con sus conocimientos, experiencias y sensibilidades. Particularmente, en el proceso de producción económica, salud y bienestar social. Son un conjunto de ideas o postulados que buscan regir a las instituciones políticas de un Estado, una sociedad o una población. Puede afirmarse que la mayoría de las ideologías políticas nacieron gracias a las transformaciones sociales, económicas, culturales y políticas a través del tiempo.

Para que surja una ideología política, se requiere que cada persona sume su ideal al de otros, concuerden y busquen la forma de realizar sus objetivos. Aquí entra lo interesante. Esa ideología debería de ser la que la mayoría de la gente desee. De ahí, que una forma de ver las cosas anteriormente era que se votara por tal o cual ideología de partidos, y que gobernara el que supuestamente tuviera la mejor opción. Hoy, como las ideologías políticas de los partidos son casi letra muerta, la mayoría de la gente vota por las personas o, simplemente, para que de plano no gobiernen otras.

La ideología política también puede verse como el conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etcétera. Es un cierto juego de ideales, principios, doctrinas o intereses, que tratan de explicar cómo la sociedad debería funcionar, y ofrece algún proyecto político para un cierto orden social. Supuestamente, debería conceptualizar la ideología, como un conjunto de ideas y valores concernientes al orden político cuya función es guiar los comportamientos políticos colectivos. Sin una organización adecuada y con impunidad y corrupción, nada se puede lograr.

Hoy en día, la ideología política se ha caracterizado por la imposición de la globalización y del orden económico mundial, en donde las comunicaciones y la tecnología se han revolucionado. Al final de cuentas, una ideología política es un cierto juego ético de ideales, principios, doctrinas, mitos o símbolos de un movimiento social, institución, clase o un grupo, que explica cómo la sociedad debería funcionar, y ofrece algún programa para un cierto orden social. Hoy, en México, cada tres o seis años, según el gobierno, vemos implementarse la “ideología” de quien le toca ejercer el poder.

* El autor es asesor administrativo, presidente de Tijuana Opina y coordinador de Tijuana en Movimiento.

Comentarios