No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Agua Caliente

Frontera cerrada y política

Hoy se cumple exactamente un año y cuatro meses que la frontera terrestre México-Estados Unidos se encuentra cerrada para los mexicanos que quieran realizar actividades no esenciales

Por Agua Caliente

Hoy se cumple exactamente un año y cuatro meses que la frontera terrestre México-Estados Unidos se encuentra cerrada para los mexicanos que quieran realizar actividades no esenciales en aquel país, es decir viajes de visita familiar, de turismo, culturales o simplemente de compras.

Cuando las puertas se cerraron exclusivamente para los residentes fronterizos con visa de turista, el gobierno de México dijo a través del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, que México estaba de acuerdo con esa medida e incluso conforme avanzó el tiempo dijeron que este país lo había solicitado así.

Este cierre parcial, por así decirlo, resultó curioso, pues ciudadanos y emigrados han podido entrar y salir de México libremente.

Después, se supo que no fue México, sino el gobierno de Donald Trump quien ordenó desde marzo de 2020 el cierre de la frontera al turismo.

La situación se le complicó a Ebrard y al gobierno de López Obrador, cuando el demócrata Joe Biden entró a la

Casa Blanca el 20 de enero pasado, porque aunque el mandatario yanqui se ve muy tranquilo, entre sus pendientes debe estar ajustar cuentas con su homólogo mexicano por apoyar a Trump y negarse durante semanas a reconocer su triunfo.

Así que aunque ahora el gobierno mexicano pida ya reabrir la frontera, vuelve a parecer lejana la orden de

Marcelo Ebrard

Joe Biden la Casa Blanca de dar luz verde de nuevo al turismo, porque se suman otras cuestiones políticas que podían interpretarse como diferencias de la manera de pensar de los gobiernos de México y EU, como el abierto apoyo de Palacio Nacional a la dictadura cubana, la complacencia con el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua y el anuncio de Ebrard sobre el acercamiento de México con Corea del Norte de Kim Jong-Un, para restablecer relaciones diplomáticas con ese acérrimo enemigo de los gringos.

Así que parece haber suficientes motivos por los que Biden decide dar otra vuelta de tuerca con el cierre de la frontera para ir apretando al gobierno mexicano, aunque los platos rotos los paguen los residentes fronterizos.

Canadá, que fue el primer país que cerró su frontera terrestre, ya anunció la reapertura a estadounidenses que cuenten con comprobante de vacunación.

Así que quizá éste sea el primer paso de lo que pudiera suceder entre Estados Unidos y México.

Sobre este mismo tema, en entrevista con GRUPO HEALY, Edgar Ramírez, agregado del Departamento de Seguridad de Estados Unidos, dijo que Estados Unidos no tiene contemplado restringir el ingreso para los vacunados con algún tipo de vacuna en especial.

Y es que cabe recordar que se ha mencionado, incluso en palabras del propio López Obrador, que no autorizarían las vacunas Cansino o Sinovac, después incluso mencionaron AstraZeneca.

Esto, llevó a que algunas personas que se habían puesto alguna de estas fórmulas, pues fueran a ponerse otra para poder estar listos cuando se abriera el cruce, lo cual pudo ser perjudicial para la salud por andar mezclando vacunas.

Edgar Ramírez dijo que siendo prácticos, es un gran volumen el cruce tanto peatonal como vehicular como para poder estar revisando a detalle los comprobantes de alguna vacuna en específico.

Comentarios