No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Entre vinilos

Es Viernes Santo

De niño escuchaba decir a los adultos, que los días santos eran para ¨guardarse¨, quedarse en casa y reflexionar, ya que el diablo andaba suelto.

Por Daniel de la Torre

De niño escuchaba decir a los adultos, que los días santos eran para ¨guardarse¨, quedarse en casa y reflexionar, ya que el diablo andaba suelto. En esta pandemia es lo que queremos, para evitar más contagios, pero desde hace unos días la gente comenzó sus travesías vacacionales.

Recuerdo muy bien que decían también que eran los días en los que más accidentes había en las carreteras y qué decir de gente que moría ahogada en las playas cercanas de la Baja California, siempre me inculcaron en casa ese miedo a salir, ya que era como ¨pecado¨ cambiar las reglas. Además la casa debía estar muy limpia, no sé por qué razón, pero así se acostumbraba y creo que sigue esa costumbre en muchos hogares.

En la religión católica se sugiere no comer carne roja, pero otros se refieren a ¨no comer carne¨ como el no hablar mal del prójimo, del vecino, de los conocidos o de la familia, en fin, cada quien su interpretación de estos días.

Otros recomiendan orar, ayunar y después hacer una cevichada o pescado sarandeado, lo cual se convierte en ¨party¨ si invitas a los amigos.

En nuestra Tijuana, es muy conocida la leyenda de la chica que bailó con el diablo en el bar Aloha del centro. Justamente fue un viernes santo y la chica se escapó de su casa para irse a bailar y como castigo murió calcinada por ese personaje demoníaco. Tantas y tantas historias, que siendo niño me impactaron.

Hay gente que se encierra en su casa, no escuchan la radio, no prenden la televisión, en estos tiempos, se desconectan de las redes sociales, de las plataformas, del internet, yo a eso le llamo la felicidad completa.

Otros optan por irse a acampar a un rancho o casa de campo para olvidarse del ruido cotidiano y tráfico de la ciudad.

A pesar de la pandemia, veo en las noticias que los principales destinos playeros de nuestro país, están recibiendo miles de turistas, algunos  siguiendo los estrictos protocolos de seguridad, otros que no los respetan, cada quién elige. Balnearios del centro del país, sin respeto a la sana distancia. En fin, la economía se debe reactivar.

Hablando de televisión, es clásico que transmitan películas como ¨Marcelino, pan y vino¨, ¨Jesús de Nazareth¨, ¨Jesús, nuestro señor¨, entre otras. En cadenas internacionales ¨La pasión de Cristo¨.

Espero que tengan unos días de paz, de tranquilidad, que si pueden quedarse en casa, mucho mejor, aunque el encierro de un año ya tiene muchas consecuencias, sobre todo para los que subimos de peso, otros que sufren ligeras depresiones, ataques de ansiedad, pero ya vamos saliendo adelante.

Te invito a que me regales un like en Facebook: Daniel de la Torre Radio y Prensa y en Instagram @danieldelatorretj. Hasta el próximo viernes.

Comentarios