No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas #SomosToros

Cuatro mexicanos

Nació en Santa Rosalía hace 72 años y es hermano menor de Vicente “Huevo” Romo.

Por Armando Esquivel

Nació en Santa Rosalía hace 72 años y es hermano menor de Vicente “Huevo” Romo.

Ahora, Enrique vive en Torreón, Coahuila, alejado del beisbol.

Si la memoria no me falla, en Grandes Ligas solo tres parejas de hermanos mexicanos han alcanzado la “Gran Carpa”, bueno, cuatro si agregamos a los “carnales” Jerry Hairston y Scott Hairston, hijos del ex estrella de Alacranes de Durango por allá en la década de los setentas.

Uno de esos binomios es el conformado por los hermanos Romo, y caí en cuenta que fueron los primeros hermanos mexicanos en ver acción en el mismo juego y eso ocurrió el 2 de junio de 1982 en el ya desaparecido estadio Three Rivers de Pittsburgh.

Enrique Romo defendía la franela de Piratas, mientras que Vicente llegaba con los campeones reinantes Dodgers de Los Ángeles.

Con los “bucaneros” militaban estrellas del calibre de Willie Stargell, Lee Lacy, Kent Tekulve, Mike Easler y Johnny Ray, quienes se habían coronado en la Serie Mundial de 1979, mientras que los dirigidos por Tom LaSorda contaban con un trabuco integrado por Steve Sax, Steve Garvey, Rick Monday, Ron Cey, Ken Landreaux, Mike Scioscia, Dusty Baker y Bill Russell.

Ese día estaban cuatro mexicanos en el estadio, ya que, además de los hermanos Romo, Jorge Orta fue titular con los californianos y Fernando Valenzuela estuvo presente, aunque no le tocó abrir en ese duelo de una temporada regular con la “Fernandomanía” en su punto alto.

El primero de los dos Romos en subirse a la loma fue Enrique y, ese día, lo hizo mejor que su hermano mayor, trabajando una entrada y dos tercios de una carrera, tres hits y ponches a Rick Monday y Mike Scioscia, mientras que Vicente apenas pudo sacar un tercio de dos carreras y cargó con la derrota en un duelo que al final ganaron los locales por 8-7, ya que el “Huevo” no pudo apuntarse el salvamento.

En agosto, Dodgers y Piratas se volvieron a medir, pero solo Enrique participó en uno de los juegos de esa serie en la parte final de la campaña regular.

Al final de esa temporada, Cerveceros, que en ese tiempo jugaba en Liga Americana, sucumbió en siete juegos ante Cardenales en la Serie Mundial, luego de que los “ambarinos” eliminaran a Serafines de California en la Serie de Campeonato y que los “emplumados” hicieran lo propio con Bravos de Atlanta.

Robin Yount y Dale Murphy fueron los Jugadores Más Valiosos en cada una de las ligas.

Esa temporada de 1982 fue la última tanto para Vicente como para Enrique Romo, llevando su apellido al nivel más alto del beisbol.

Haciendo un recuento de ambas carreras, la estadística respalda a Vicente como el mejor de los dos hermanos en la lomita, sin embargo, Enrique tiene un anillo de Serie Mundial, algo que se le escapó al “Huevo”.

El historial de Vicente en Grandes Ligas se divide en dos etapas, la primera de siete años, de 1968 a 1974 y luego regresó a jugar a México por siete temporadas. Volvió a la “Gran Carpa” ocho años después, en 1982 para integrarse a Dodgers de Los Ángeles, un equipo en el que la estrella era Fernando Valenzuela.

En su carrera, Valenzuela fue un buen bat, ya que, siendo lanzador, conectó diez cuadrangulares en su carrera y Vicente Romo fue testigo del primero, cuando el “Toro” se voló la barda el 25 de agosto de 1982 en San Luis.

El sonorense fue parte de un “espalda con espalda”, ya que el Bill Russell, noveno en el orden, disparó cuadrangular para arrancar la quinta entrada y enseguida Valenzuela le desapareció un lanzamiento al abridor Steve Mura.

Buen día, es martes; que hoy le vaya bien.

¡Goodbye Horses!

Comentarios