No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Todos somos migrantes

Tijuana, ayer y hoy

Por

Con la llegada de la Caravana de cientos de migrantes centroamericanos a nuestra ciudad, cuyo objetivo, solicitar asilo ante las autoridades de Estados Unidos en San Ysidro, el tema se ha vuelto a poner de moda y muchos se cuestionan sobre el destino final de estos seres humanos, hombres mujeres y niños, que vienen huyendo de la violencia y la miseria en sus países, las hermanas repúblicas de Honduras, El Salvador y Guatemala. Todos recordamos cómo, en años anteriores, la ciudad se vio sorprendida por varias oleadas de migrantes haitianos que llegaron con el mismo propósito de refugiarse en Estados Unidos y que a la larga, fueron engañados y regresados a su país o de plano se quedaron a vivir en Tijuana. Hoy vemos con simpatía a muchos morenos trabajando arduamente en las esquinas, en talleres y en otros rubros, buscando la vida y luchando por ser útiles. Esto nos recuerda a quienes hace 50 o 100 años llegaron a territorio mexicano buscando trabajo, huyendo de la violencia o la discriminación y el genocidio: coreanos, chinos, armenios, rusos, españoles, judíos, libaneses, japoneses y de otras nacionalidades; y hoy, son ricos empresarios y sus hijos están incorporados a la industria, la cultura, la educación o a diversas profesiones. De hecho, todos somos migrantes en Tijuana, hijos o nietos de migrantes. No todos, como piensan algunos, estamos aquí porque no pudimos cruzar a los Estados Unidos, solo algunos, aunque eso no sea importante. Lo verdaderamente importante es nuestro sentido de solidaridad humana, saber que todos somos iguales y que debemos entender, que generalmente, el migrante es un ser con esperanza y anhelos de superación. Debemos pues, tenderles la mano. Leones, 7ª jornada de ojos Los miembros del tradicional Club de Leones Tijuana, A. C. realizaron el jueves y viernes pasados, la 7ª jornada, en donde entregaron y adaptaron gratuitamente “ojos artificiales” a un total de 74 personas que previamente fueron tratadas y preparadas clínicamente para recibir la donación de un ojo, que al ser colocado cambió no solo su aspecto, sino su forma de vivir y su ánimo personal. Las personas favorecidas expresaron su agradecimiento más sentido a los dirigentes de los Leones, encabezados por su dinámico presidente, C. P. Roberto Zavala, el imprescindible ex presidente del club, Lic. Guillermo Osornio, y el próximo presidente Luis Farfán. Debemos señalar que el proceso un tanto complicado y que comercialmente tendría altos costos, fue realizado por médicos profesionales que año con año se reúnen provenientes de varios estados del país y de Venezuela, así como médicos tijuanenses que realizan su trabajo gratuitamente. Por cierto, el sábado, en "La Cueva de los Leones”, el club Leo Playas de Tijuana obsequió, en señal de amistad, una campana al Club Universitario, ahijado del Club de Tijuana. En el mismo acto ingresaron cinco nuevos socios universitarios para servir a la comunidad. El autor es catedrático de la Universidad de Tijuana, Cronista de la Ciudad.

Comentarios