Columnas Conductas violentas y salud colectiva

Termómetro mental

Por

Las conductas violentas son un asunto de la salud colectiva, familiar e individual. Cuando hay más de nueve homicidios por 100 mil habitantes la Organización Mundial de la Salud lo considera epidemia, nosotros tuvimos más de 20 el año pasado. Latinoamérica es el foco principal a nivel mundial. Varios analistas señalan que sin duda la corrupción, el narcotráfico y el crimen organizado están en el centro del problema, pero estos a su vez son un síntoma de algo más profundo. Tiene que haber un caldo de cultivo propicio para que proliferen las conductas violentas. México es un país rico con demasiada pobreza, eso lo hace más vulnerable. No escucho propuestas claras de cómo vigilar el actuar de las policías y el ministerio público, si no se parte de allí, y se continúa con los jueces, no podemos empezar a limpiar a la sociedad en general de la corrupción cotidiana. ¿Hasta dónde podrá, mi amigo y colega, el Dr. Juan Ramón de la Fuente meter observadores internacionales? Repetidamente he señalado que no sólo los números colocan a México como grave, también la forma. El descuartizar, el exhibir, el torturar son un asunto cotidiano, nos deteriora gradualmente como personas y como país. Es un padecimiento que se agudiza en forma continua y se ha vuelto crónico. Su erradicación necesariamente tendrá que ser lenta y continua, parece que ya vamos a empezar. La corrupción y la violencia se ha diseminado tanto que prácticamente padecemos casi una guerra civil, no en el sentido formal sino como un enfrentamiento entre dos grandes grupos, el de los buenos y el de los malos. Leía hace poco la declaración de una mexicana que vive en Israel a 30 kilómetros de una zona de bombardeos y tiroteos, tiene en su casa refugio antimisiles y antigás, también tiene miedo de venir a México. Argumenta las razones para no regresar a su país con las siguientes palabras, “en México no hay seguridad personal, cualquiera puede matarte en la calle o meterse a tu casa y asesinarte sin que nadie haga nada. No hay protección, el ladrón es amigo del juez, la justicia en México es de quien paga por ella, no hay quien responda por la víctima, es una jungla”. No recuerdo haber escuchado en tan pocas palabras un retrato del México contemporáneo. Para colmo, la tecnología a la mano de la mayoría nos pone en imágenes los sucesos del día, cuando no es la prensa lo son las redes. Es una experiencia sicológicamente nueva el visualizar la barbarie cotidiana en tu ciudad. Es tan enorme el problema que la noticia se convierte en local. No nos enteramos de los crímenes en otras ciudades del país, bastante abrumados estamos con la criminalidad en nuestra colonia. * El autor es siquiatra y ejerce en Tijuana. • Deportistas paralímpicos contarán con cancha propia. cortesía Construirán cancha para basquetbol paralímpicocarmen gutiérrez Playas de Rosarito, B.C. Deportistas paralímpicos de Rosarito contarán con una cancha de basquetbol adaptada para ellos, que se construye en la unidad deportiva Profesor Andrés Luna, en la colonia Reforma. La obra tendrá un costo de 4 millones de pesos y constará de una cancha paralímpica de concreto hidráulico, luminarias y gradas, beneficiando a cerca de 11 mil personas, dio a conocer Carlos Peraza, director de Desarrollo Social del Ayuntamiento, durante el arranque de obras. En su oportunidad, la alcaldesa Mirna Rincón destacó que esta obra es un esfuerzo por brindar apoyo total a los deportistas paralímpicos, que ponen muy en alto el nombre de nuestro Municipio.

Comentarios