Columnas Plática con el ‘Becerro’

#SomosToros

Por Armando Esquivel

Nunca jugó de local en Torreón, ni con Vaqueros ni Algodoneros, al contrario, fue uno de los rivales más odiados en la “Comarca Lagunera”. El solo hecho de llegar vestido al estadio Revolución con la casaca de Saraperos de Saltillo lo convertía en blanco de abucheos junto a sus compañeros, ya que en Coahuila, la rivalidad beisbolera más grande sigue siendo la de estas dos ciudades. Hace unas semanas, Jonathan Aceves, mejor conocido como “Becerro” y hermano de Alfredo, lanzador que alcanzó las Grandes Ligas, fue anunciado como el manejador de Algodoneros de Unión Laguna, franquicia que casi iniciará de cero con nuevos propietarios y directiva, ahora ya fuera de la multipropiedad que los rezagaba como el hermano menor de Leones de Yucatán. Aceves jugó doce temporadas con el “Sarape”, casi toda su carrera, y digo casi, porque su último juego como profesional fue con Leones de Yucatán en la segunda campaña del 2018, pero eso fue todo, sólo un juego que le va a impedir decir que todo su historial en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) fue con Saraperos. Hace unos días pude platicar con él en entrevista para el programa de televisión Beisbol Sin Fronteras y se mostró muy complacido por esta oportunidad que marcará el inicio de una nueva faceta en su carrera dentro del beisbol profesional, sin embargo, noté algo de nostalgia en sus palabras, ese gusanito que todos los peloteros mantienen vivo hasta el momento de su último juego. Creo que tomó la decisión correcta y en el momento indicado y él mismo lo ve de esa manera, cuando me comentó que toda su carrera se acostumbró a jugar diario y cuando el año pasado fue lentamente relegado a pasar más tiempo en la banca se encendieron sus focos de alarma y empezó a pensar en el retiro, a pesar de que todavía tenía una oferta como jugador para esta próxima temporada. “Más que nada fue la oportunidad porque tenía otra oferta de trabajo como jugador; tenía esas dos ofertas, como jugador o manejador, entonces puse en una balanza que es lo que verdaderamente quería yo y opté por el lado de manejador”, me dijo durante la entrevista. Ahí mismo me compartió que sintió que ya no lo valoraban y quizá eso aceleró el proceso de retiro como pelotero y el inicio de esta nueva faceta, ahora como dirigente de un equipo, en esta caso nuestro vecinos. “¿Las razones? Pues no quiero hablar mal de nadie pero simplemente ya como jugador sentí como que ya no me estaban dando la importancia se puede decir, o, no, vamos a ponerlo de esta manera, yo era un jugador que le gustaba estar jugando diario, me gusta estar en el terreno de juego, me gustaba estar bateando, llamando juegos, estar en la adrenalina y pues la verdad ya no la estaba sintiendo tanto porque no me estaban dando tanta actividad y decidí por el otro lado”, explicó. Esta decisión no fue tomada a la ligera, ya que desde noviembre recibió la invitación de su amigo, Francisco “Chipper” Méndez, gerente deportivo de Algodoneros de Unión Laguna, quien le ofreció el puesto de manejador, pero fue hasta dos meses después cuando Aceves le dio el sí. “Tengo buena relación con el gerente deportivo, el ‘Chipper’ Méndez, nos conocemos desde hace mucho tiempo y platicando, en su momento, el me ofreció este trabajo desde el mes de noviembre; sí se lo acepté y fue difícil la verdad, pero eso yo ya lo veía venir; fue una transición muy difícil, pero a final de cuentas quería demostrarme a mí mismo de que soy capaz”, agregó el sonorense en la entrevista. Vaya reto que tendrá el novel estratega, ya que la escuadra de Torreón fue la peor de la Zona Norte durante la segunda campaña del 2018 y su base de peloteros nacionales quedó muy mermada luego de que la mayoría de sus “estrellas” fueron llamadas a reforzar al “Hermano Mayor”. Sigo pensando que Algodoneros no irá a ningún lado en esta próxima temporada y junto a Saraperos serán los candidatos a pelear por evitar el sótano del sector. Nos vemos en la parte alta del estadio Gasmart SDQ Goodbye horses!!

Comentarios