Columnas ‘Y en ocasiones se empata’

#SomosToros

Por Armando Esquivel

Gerardo Martino, el hombre que dirigiría al Tricolor en el proceso rumbo a Qatar 2022, ya habla en pasado. Una situación curiosa se presentó durante la conferencia de prensa del “Tata”, técnico del líder absoluto de la MLS, el Atlanta United, y quien respondió un tanto nostálgico, como si ya se hubiera ido, cuando le preguntaron sobre lo que ha significado la Liga para él. “Para mí ha sido una experiencia, un aprendizaje muy grato venir a la MLS, me ha gustado mucho participar de esta, parece que estoy hablando en pasado, ¿no? “Me gustó mucho participar... y seguramente me seguirá gustando mucho”,dijo, ya entre risas por un nuevo tropezón. El comentario puede interpretarse como el final de su vínculo con el Atlanta United, que le ha ofrecido renovar. El “Tata” reiteró que no puede hablar de otras posibilidades mientras tenga un vínculo laborar con su club. “En realidad lo que debo hacer es terminar mi situación con Atlanta que es lo que no hemos definido, no podría estar hablando de otra cosa que no sea mi situación con Atlanta. “¿Cuánto va a demorar en resolverse esta situación?, yo creo que no se va a dilatar mucho más, me voy a poner de acuerdo con el presidente y con el director deportivo, no va a ser algo que yo resuelva por mí mismo, después que yo comunique mi decisión”, dijo,“En el beisbol se gana, se pierde y en ocasiones llueve”. En la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) a esa frase habría que agregarle “y también se empata”, ya que el jueves pasado el circuito invernal hizo que recordáramos una regla obsoleta y prehistórica que creímos que ya había sido desechada. Mayos de Navojoa y Águilas de Mexicali se midieron en el estadio Manuel “Ciclón” Echeverría y tras once entradas, la pizarra decretaba empate a tres carreras, justo cuando el reloj marcaba el inicio de un nuevo día. Ante esta situación, al caer el último out de la parte baja de ese onceavo capítulo, los ampayers decretaron la finalización con “nada para nadie”, gracias a un salomónico empate en el pizarrón. La LMP, en su reglamento, fundamenta la decisión tomada por los jueces el jueves, ya que se especifica que un tercer duelo de la serie no pude rebasar las doce de la noche, debido a que, uno a ambos equipos, deben arrancar, al día siguiente, otra serie en un escenario diferente. Entonces, se deduce que la esencia de esta regla es proteger a los equipos para que puedan llegar a tiempo a su siguiente cita. La intención es buena, pero la LMP no se ha dado cuenta de que estamos en el año 2018 y que esa ley ya está muy fuera de tiempo, tanto así, que no recordamos otro circuito profesional en el que se emplee un estatuto similar que, lejos de beneficiar, perjudica fatalmente al desarrollo del juego y a la propia liga. No dudo de que por allá en los años setentas u ochentas cuando los viajes entre plaza y plaza se desarrollaban en camión, era necesaria una reglamentación así, ya que, por ejemplo, le era imposible a Venados de Mazatlán llegar a tiempo a Hermosillo para jugar con Naranjeros o a los Cañeros de Los Mochis viajar a Tijuana para medirse a los Potros. Sin embargo, hoy en día, los vuelos son una constante y la conectividad aérea es competente para que los equipos lleguen muy a tiempo y puedan jugar cualquier día hasta que exista un ganador. A varias soluciones podría llegar la LMP para derogar esa regla y llegar a una mejor solución en caso de que un jueves los equipos decidieran montar un “maratón” en alguna plaza, creo que hay opciones para escoger y todas serán mucho mejores que dejar un juego empatado, un resultado que a ninguno de los dos equipos le sirve de mucho. Luis Sojo, manejador de Águilas de Mexicali, se vio afectado por esa regla, al decretarse el empate contra Mayos de Navojoa y el “Señor de los Anillos” mostró su descontento, sobre todo por el sentimiento que deja un juego sin ganador en la afición que acude al estadio. “Yo creo que el fanático se merece un poquito más; es un partido en el que tú vas a ver ganar a tu equipo, pero bueno, reglas son reglas y quizá uno no puede estar de acuerdo pero hay que respetarla”, comentó Sojo. Para el timonel venezolano que jugó prácticamente en todas las latitudes, esa fue la primera ocasión en la que le tocó involucrarse en un juego de beisbol que finalizó con un empate y recordó que en Venezuela fue parte de un duelo de 19 entradas y que concluyó a las tres de la mañana gracias a un cuadrangular de Cecil Fielder. “El beisbol se hizo para jugar las nueve entradas o si es necesario las entradas extras y el juego se debe de terminar cuando hay un ganador, ya que en caso contrario la fanaticada se va molesta y esa no es la idea en el beisbol, aunque yo no soy la persona más indicada para hacer ese ajuste, pero se vale opinar y esa es mi humilde opinión”, concluyó. Eso sería lo ideal, pero por lo pronto modifique usted la frase del inicio a “En el beisbol se gana, se pierde, en ocasiones llueve y en la LMP a veces se empata”. Nos vemos en la parte alta del estadio Gasmart SDQ Goodbye Horses!!

Comentarios