Columnas ‘Los lunes ni las gallinas ponen’

#SomosToros

Por Armando Esquivel

No sé de quién fue la idea de arrancar en lunes la fase de playoffs. La programación de postemporada con el lunes integrado a los días de juego fue un ataque a la taquilla de los equipos que sufrieron la desdicha de abrir en casa el primer playoffs de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB). Quiero pensar que los primeros dos lugares del rol regular en casa zona, deben de recibir un “premio” por haber sido los mejores y más constantes durante la aventura de temporada regular, sin embargo, abrir en lunes fue más un castigo, ya que la ventaja de localía solo quedó en poder usar tu terreno de juego, ya que el apoyo en las gradas se vio mermado por la elección de los días de juego con el lunes como primero de ellos. Los Toros de Tijuana fueron los líderes de asistencia en la segunda temporada del 2018, con un promedio de más de 9 mil aficionados por cita, sin embargo, ese lunes 10 de septiembre solo 6 mil 78 aficionados pasaron por las garitas de acceso, cuando al estadio le caben 17 mil personas. Pero no solo los campeones del 2017 se vieron afectados con la calendarización de playoffs, ya que en al estadio Kukulcán se reportaron 6 mil 832 almas el lunes para el primero de la serie entre los actuales campeones Leones de Yucatán contra Guerreros de Oaxaca, mientras que al estadio Monclova acudieron 6 mil 358 personas para ver a la “furia azul” contra Tecolotes de los Dos Laredos. Y en Ciudad de México, ese lunes los Diablos Rojos convocaron a 3 mil 252 para abrir serie contra Pericos de Puebla. Todas esas cifras de asistencia registradas el lunes fueron muy inferiores a la capacidad de sus parques y a los récords de asistencia que tuvieron cada uno de los equipos, además, también se quedaron por debajo de sus promedios. Sirva esto de experiencia para futuras competencias. Y muchos me dirán que en Grandes Ligas se juega los lunes en temporada regular y en postemporada, además, en la NFL, el juego más popular es el de “Lunes por la Noche”, sin embargo, eso no se hace de la noche a la mañana y el deporte en Estados Unidos los lunes es ya una tradición a la que se le invirtieron muchos años. En México, el lunes está negado para el deporte y si se quiere ir formando el hábito o la costumbre, los playoffs en la LMB no son un buen momento para tratar de crear una tradición. Es preferible que en futuras temporadas se inicie con una serie, digamos, Toros contra Rieleros con juegos de lunes a miércoles y así todo el año, un par de equipos por semana iniciando en lunes, pero no probar este proyecto en postemporada. Por lo pronto, Toros y Sultanes volvieron a jugar ayer lunes en los amigables confines del estadio Gasmart. Si usted recordará amigo, en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) durante la temporada 2015-2016 se implementó el “Lunes Retro”, donde una de las series se jugaba de lunes a miércoles y el resto de martes a jueves. El experimento solo se mantuvo un año y creo yo que fue por las bajas asistencias que se registraron en esos inicios de semana. Revisé algunos reportes de asistencia y me llamó la atención que varios equipos, en particular Naranjeros de Hermosillo, tuvieron sus peores asistencias en esos lunes del recuerdo, en el que los equipos jugaban con uniformes de antaño. Las ideas y el compromiso de innovar son bienvenidos, pero hay que tener claro cuándo y dónde ejecutarlos, además, se tiene que aceptar cuando los cambios implementados no funcionan. Por otro lado, les informo que el colega Roberto Espinoza aseguró a través de sus redes sociales, que Pericos de Puebla fueron vendidos y el nombre del comprador lo darán a conocer en la siguiente Asamblea de Presidentes de la LMB. Hay varios rumores, desde el que dice que los Pericos se mudarán a Torreón y que Tigres de Quintana Roo pasará a Puebla. Si es cierto, habrá que ver a dónde se mueve la actual franquicia que está en Torreón, que es la de Algodoneros. Nos vemos en la parte alta del estadio Gasmart SDQ. Goodbye Horses!!

Comentarios