Columnas Historias de “súper líderes”

#SomosToros

Por Armando Esquivel

¿Qué tienen en común Toros de Tijuana del 2017 y Leones de Yucatán de la Temporada Otoño 2018? Claro que la primera coincidencia es que ambos fueron campeones en esa campaña, sin embargo, en esa ruta al título consiguieron algo que pocas veces se registra en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB). En esas dos campañas consecutivas, tanto “melenudos” como “bureles” se alzaron con la Copa Zaachila, luego de haber sido los líderes durante la temporada general o “súper líderes” para que usted me entienda mejor. Los dos fueron los mejores durante el calendario regular y coronaron su gran torneo con el campeonato. ¿De que les hubiera servido a ambos su gran temporada regular si no hubieran sido coronados al final de la Serie del Rey? No de mucho ¿Usted se acuerda de los Diablos del 2009? ¿O de los Delfines del 2013? Quizá no estén en su memoria, pero estoy seguro que usted sí se acuerda de otros Diablos Rojos del México, esos del 2015 que ganaron 73 juegos y sólo perdieron 39, pero al final no les significó mucho, ya que Toros de Tijuana, un equipo que se quedó en cuarto lugar y a 16 juegos y medio de los capitalinos, los sorprendió y los eliminó en el primer playoff, con todo y su mejor récord de la temporada regular. ¿A qué quiero llegar? Es muy sencillo, el terminar como líder general en la LMB no es sinónimo de campeonato. Como ya se los enuncié al principio de estas letras, en las últimas dos temporadas el líder ha sido el campeón, pero esa coincidencia es muy poco común y de las más recientes once campañas sólo tres, incluyendo a los ya referidos Toros del 2017 y Leones de la 2018.1, se han consagrado como líderes del rol regular y monarcas absolutos. En 2016 el líder fue Leones de Yucatán y el campeón fue Pericos de Puebla y en 2015 ya mencionamos que Diablos Rojos del México arrasaron en la campaña, pero a la hora de la verdad Tigres de Quintana Roo ganó la Serie del Rey. En 2014 encontramos al otro líder y campeón, con los “escarlatas” dominando de principio a fin. Si le seguimos, en 2013 el mejor récord del rol regular fue, aunque usted no lo crea, el de Delfines de Ciudad del Carmen, quienes se quedaron en el camino a ver como se coronaban los Tigres de Quintana Roo. Un año más atrás, en 2012, estuvieron los Tigres de Quintana Roo como líderes, pero el campeón fue Rojos del Águila de Veracruz y en 2011 los Diablos Rojos del México comandaron en rol regular, pero los Tigres de Quintana Roo festejaron a la hora buena. Llegamos a 2010 y 2009 para el bicampeonato de Saraperos de Saltillo, pero en ninguno de esos dos años los coahuilenses fueron líderes del calendario regular, ya que Pericos y Diablos, de manera respectiva, fueron los equipos con más triunfos en campaña regular. Tomamos el “DeLorean” para volver en el tiempo y aterrizar en la actual campaña, para encontrarnos con Acereros del Norte, equipo que dominó de principio a fin la Temporada Otoño 2018, al ganar 42 juegos y sólo perder catorce desafíos. Sin duda que el equipo líder del torneo regular siempre es el súper favorito para ganarlo todo y la escuadra del Norte de Coahuila luce invencible, sin embargo, en playoffs es otra historia y “borrón y cuenta nueva”. Por cierto, en la temporada 2008, esa donde el estadio que ahora se llama Gasmart albergó el Juego de Estrellas de la LMB, los Acereros del Norte fueron los líderes de la competencia general con marca de 69-40, sin embargo, el equipo campeón fue el de Diablos Rojos del México. Buen día; que hoy le vaya bien. Nos vemos en la parte alta del estadio Gasmart SDQ Goodbye Horses…..!!

Comentarios