Columnas Tijuanenses en Toros

#SomosToros

Por Armando Esquivel

Siempre me da gusto cuando un joven debuta en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) y cuando es un paisano tijuanense el que cumple uno de sus sueños, pues aún más. La semana pasada, el viernes para ser exacto, el lanzador Fernando Olguín se subió por primera ocasión en su carrera a una lomita de la LMB y lo hizo enfundado en la casaca del equipo de su ciudad natal. El joven de 17 años lanzó una entrada y un tercio con Toros de Tijuana en el primer juego de la serie ante Rieleros de Aguascalientes, para unir su nombre al de otros doce beisbolistas que jugaron en casa. La temporada 2004 fue en la que más beisbolistas tijuanenses se enfundaron en los colores de Toros de Tijuana y recuerdo muy bien a Benjamín Gil, quien llegó con “bombos y platillos” pero nunca rindió lo esperado y poco a poco la afición cambió los aplausos por abucheos. Edgar Escobedo fue otro tijuanense que hizo su debut en la LMB con Toros de Tijuana en esa lejana e histórica campaña. El espigado lanzador fue estelar con Osos del Cetys Universidad antes de dar el brinco al circuito veraniego. También hay que mencionar al pitcher zurdo César Martínez, quien fue sobrino del finado periodista deportivo Marcelo Martínez Jr. y después anduvo con Olmecas, Potros y Dorados. En ese 2004 también vimos a Raúl Páez y Sabino Loaiza, este último es hermano de Esteban, el ex lanzador de Grandes Ligas. El más querido por la afición sin duda ha sido y sigue siendo ahora como manejador Óscar Robles, quien debutó con Toros de Tijuana en 2015 y se retiró como jugador en 2017 con el campeonato. Román Peña Zonta también llegó a su tierra en 2015 y le tocó jugar con sus paisanos Emmanuel “Peque” Valdez y David Urías, un versátil jugador de cuadro que todavía en 2018 fue invitado a la pretemporada en Tucson, Arizona Uno más fue Alonso Gaitán en 2016 y para el 2017 fue el receptor Juan Kirk quien jugó ante su familia en el estadio Gasmart. A Kirk la oportunidad le llegó rápido cuando Juan Apodaca se lesionó su mano derecha con un cuchillo y el tijuanense fue dado de alta en el roster como segundo receptor atrás de Gabriel Gutiérrez, quien a los pocos días se lastimó una pierna durante la gira por Aguascalientes y le abrió la puerta a la presentación de Kirk. Ya en 2018 los dos tijuanenses recién llegados son Xorge Carrillo y Fernando Olguín, para sumar trece nativos con Toros de Tijuana. Aunque la Temporada Otoño 2018 está cerca de finalizar, hay otro tijuanense que pudiera sumar su nombre a esta lista y se trata del lanzador Joel Muñoz, quien está dado de alta en el roster de Toros de Tijuana, aunque fue pasado a reservas, al igual que Olguín, quien, tras su debut, hoy fue apuntado en ese mismo apartado. También hay un ensenadense muy cerca de hacer sus primeros lanzamientos en la LMB, ya que en el padrón de jugadores activos aparece el prospecto de 18 años Fernando Lozano, quien viajó con el equipo a Durango para la gira de tres juegos que sostendrán los Toros de Tijuana en el estadio Francisco Villa, estadio en el que podría debutar. Si eso llegara a ocurrir y los detalles de este corto viaje se los contaremos a ustedes de oídas la próxima semana, ya que nos bajaron del avión para esta gira, pero desde aquí nos las ingeniaremos para encontrar algún tema que sea de su interés y tratarlo en este espacio. Recuerde amigo que los Toros de Tijuana jugarán en casa de viernes a domingo contra Algodoneros de Unión Laguna, en la que será la penúltima estancia en el Gasmart en temporada regular. Nos vemos en la parte alta del estadio Gasmart SDQ Goodbye horses!!!

Comentarios