Columnas En menos que canta un gallo

#SomosToros

Por Armando Esquivel

"Ya canto la gallareta" eran las palabras de mi padre cuando en las mañanas nos hacía saber que era hora de levantarse y ponerse a trabajar. A esa edad nos parecía, a mis hermanos y a un servidor, que el descanso había sido muy poco y que el sol había llegado muy rápido trayendo consigo otra nueva jornada de trabajo, cada quien en su trinchera. Pues así estamos de nuevo hoy, con una temporada que está a unas horas de nacer, cuando hace apenas cinco días terminó la primera campaña del 2018 y ya nosotros levantándonos con el canto de la “gallareta” que anuncia que todo está por comenzar de nuevo. Para Toros de Tijuana fueron dos semanas de asueto, ya que se quedaron en el camino en la Serie de Campeonato de la Zona Norte, al caer ante Sultanes de Monterrey, quienes, para no variar, serán sus rivales a partir de hoy en la “Sultana del Norte”, donde se medirán en serie de tres juegos. De manera simultánea se jugará en el resto de los frentes, todos disputando el primero de 57 juegos de los que se compone cada una de las agendas de campaña regular para los 16 equipos del circuito. La mitad de esos 16 conjuntos, llegarán con un mes de descanso, o mejor dicho, de preparación, ya que escuadras como Tecolotes, Saraperos, Guerreros, Generales, Piratas y Olmecas, por mencionar solo algunos, se quedaron sin playoffs, mientras que otros como Rieleros, Acereros, Bravos y Diablos pasaron casi tres semanas parados al tomar la primera salida de postemporada. Quizá, y digo quizá porque esta es la primera ocasión que tenemos dos torneos en un año, los equipos que fueron eliminados pronto se verán beneficiados por el largo periodo de descanso que tuvieron, ya que no todo este tiempo fue empleado para “tirarse en la hamaca”, al contrario, varios de estos escuadrones aprovecharon muy bien el tiempo para armar una buena etapa de preparación y sobre todo para reforzarse, cosa que Sultanes y Leones no pudieron hacer por haber disputado la Serie del Rey hace apenas cinco días. Al tiempo, pero sí considero que quienes tuvieron “semanas libres”, podrán llegar en mejor ritmo y con un equipo reforzado, como en los casos de Acereros del Norte y Tecolotes de los Dos Laredos, quienes sumaron piezas importantes que pueden ser un revulsivo en el inicio de la nueva competencia. Para Sultanes y Leones será muy importante cerrar rápido el libro de la temporada pasada y regresar a la realidad a partir de hoy en una nueva campaña regular. Sin duda que será difícil en lo físico, pero sobre todo en lo mental, ya que fueron absorbidos por el alto nivel de competencia que significó la lucha final por el campeonato. Claro que nadie quiere quedar eliminado a las primeras de cambio, pero ya detectamos que este parece ser un beneficio para aquellos a los que les fue mal en el primer torneo y que buscan ser protagonistas en el segundo. En lo personal, yo prefiero el formato de un torneo largo, aunque todavía hay que mantener el “beneficio de la duda” hasta que concluya el año deportivo. Será ahí cuando se pueda hacer un balance completo de esta innovación que presentó la Liga Mexicana de Beisbol y que sin duda fue el cambio más radical que se ha implementado hasta el momento. Se acabó la pausa, que para algunos fue más corta que para el resto; es tiempo de beisbol en Tijuana y en México, porque ya quedamos fuera del Mundial de Futbol y finalizó el frenesí político, además, “ya cantó la gallareta”. Nos vemos en la parte alta del estadio Gasmart SDQ. Goodbye Horses!

Comentarios