Columnas La tercera fue la vencida

#SomosToros

Por Armando Esquivel

Los Toros de Tijuana dejaron vacante su corona de la Liga Mexicana de Beisbol, al caer en seis juegos contra Sultanes de Monterrey. La tercera fue la vencida para los “regiomontanos”, ya que luego de fallar en 2016 y 2017, por fin pudieron eliminar a Toros de Tijuana en una Serie de Campeonato y de esta manera avanzar a su primera Serie del Rey desde el 2013. En ese 2013 la instancia final aún no se llamaba Serie del Rey y además, la perdieron contra Tigres de Quintana Roo. Sin duda que para Toros de Tijuana el fin del camino fue doloroso, sobre todo para la afición que ya se había acostumbrado a pelear por el título y a vencer a Sultanes de Monterrey, algo que en esta primera parte del 2018 no se pudo concretar. “La pelota es redonda”, pero sin duda que lo que saltó a la vista en esa serie perdida contra los “regios” fue el bullpen que se vio mermado por la lesión de Jason Urquídez, ya que en 2017, fue el bullpen el pilar más fuerte que mantuvo a Toros de Tijuana a flote hasta el campeonato y ahora en 2018 no pudo mantener las ventajas del equipo, sobre todo en las tres últimas derrotas de la Serie de Campeonato. Sin embargo, Roberto Espinoza, coach de pitcheo, mencionó que los relevistas de Toros de Tijuana hicieron su trabajo a pesar de la ausencia ya mencionada y espera que se mantengan los mismos brazos para el siguiente torneo, además adelantó que entre los abridores se podrá contar con Héctor Ambriz, Sergio Mitre y Horacio Ramírez ya totalmente recuperados de sus lesiones. El manejador, Pedro Meré, también habló al final del sexto juego y aunque se dijo satisfecho por el esfuerzo de sus jugadores, se le notaba triste por haberse quedado corto en la defensa de su corona. Cabe destacar que es la primera temporada en la que Meré no llega a una Serie del Rey, ya que en 2014, 2016 y 2017 llevó a sus equipos a disputar la última instancia. Los Toros de Tijuana regresarán rápido a su trabajo, ya que seguramente Meré y su cuerpo técnico se sentarán con la directiva para terminar de planear el siguiente certamen y comenzar con los entrenamientos que desembocarán el 2 de julio con el duelo inaugural en Monterrey. Por su parte, Óscar Robles, coach de bateo de Toros de Tijuana, aseguró que Sultanes de Monterrey fue mejor equipo en esta serie, ya que lograron batear a la hora oportuna y a su pitcheo le alcanzó para ir sumado juego a juego hasta completar su victoria en el sexto duelo. “No es momento de sacar excusas, hay que cambiar el “chip” y que nos sirva de experiencia para llegar a la segunda temporada mejores preparados”, comentó. En las derrotas, también fue palpable que la ofensiva de Toros de Tijuana sufrió para mandar carreras a la registradora y dejaron una gran cantidad de corredores en posición de anotar, algo que impidió que se le pudiera dar el “golpe mortal” a Sultanes en cada uno de los juegos. “Creo que nos faltó ese hit que puso haber ampliado los marcadores a nuestro favor”, agregó. Ahora ya con la temporada concluida para Toros, Óscar Robles sabe que la directiva podría reforzarse a la ofensiva, con cambios de jugadores. “Esta directiva siempre trabaja para mantener al equipo como protagonista y en los primeros planos, así que yo creo que va a haber movimientos, sabemos que se va a tratar de planear y armar un equipo más competitivo para la segunda temporada y esperaremos para ver que resuelve la directiva; a mí me gusta un equipo dinámico que ponga la bola en juego, con turnos de calidad, con velocidad; sabemos que es difícil encontrar a ese tipo de jugadores, pero seguramente se encontrarán”, concluyó. Ahora, la espera no será larga, al contrario, los Toros de Tijuana inaugurarán una nueva temporada en dos semanas, el martes 2 de julio, contra, nada más y nada menos, que Sultanes de Monterrey en el “Palacio Sultán”. Nos vemos en la parte alta del estadio Gasmart SDQ. Goodbye Horses!!

Comentarios