No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Descanso dominical

#SomosToros

Por Armando Esquivel

Los Toros de Tijuana nunca han sido objeto de un juego sin hit ni carrera en su contra, sin embargo, el domingo estuvieron muy cerca, a pesar de que desde la tercera entrada se eliminó esa amenaza. Una de las ofensivas más prolíficas de los últimos años fue maniatada ayer por uno de los peores equipos en pitcheo colectivo de la presente campaña, cuando os Saraperos de Saltillo vencieron 2-0 a Toros de Tijuana en el estadio Gasmart. En el beisbol, en ocasiones las estadísticas suelen llegar a ser solo una referencia, ya que al cantarse el playball todo puede pasar en el diamante y cada juego es muy diferente al del día anterior. En lo personal, prefiero los duelos de pitcheo rápidos a los festivales ofensivos que consumen cerca de cuatro horas y últimamente los Toros de Tijuana han estado involucrados en más juegos de batazos que de brazos finos. En los diez duelos previos al del domingo, el carreraje en conjunto había sido de 91, es decir, poco más de nueve carreras por juego entre los dos equipos. La del domingo fue la primera blanqueada que reciben los Toros de Tijuana en la temporada y fue la novena ocasión en la que los fronterizos anotan dos o menos carreras. Esos nueve duelos han significado solo derrotas para los tjuanenses. Hasta el momento, el mejor terreno para los Toros de Tijuana ha sido los duelos con amplio margen, ya que 23 juegos que han disputado se han definido por cuatro o más carreras y tienen récord de 16-7 en esa situación. Por el contrario, la marca en juegos con diferencia de una carrera es 4-4, con dos carreras de diferencia es 2-4 y con tres carreras de margen es 0-1, ahí la razón por la que a Jason Urquídez le son escasas las oportunidades de salvamento. Regresando al duelo del domingo, los Toros de Tijuana solo conectaron un hit, algo que no ocurría por lo menos desde el 2014, sin embargo, el único imparable fue de Jio Mier en la tercera entrada, por lo que el temor a un juego sin hit en contra nunca se hizo presente en el estadio Gasmart. El causante de esa blanqueada fue Kelvin Marte, un lanzador que no parecía sería de mucho problema para la ofensiva de Toros de Tijuana, ya que mostraba una estadística de 1-3 en juegos ganados y perdidos, con una efectividad de 4.93, sin embargo, el domingo salió inspirado y lanzó una joya de ocho entradas. En el lado “burel”, para destacar estuvo también la actuación de Kyle Lobstein, quien abrió cumplió con siete entradas sin permitir carreras, con solo tres hits y nueve ponches. Su apertura de siete capítulos fue la más larga para un abridor de Toros de Tijuana en lo que va de la temporada. Aunque su récord de 2-1 no refleja mucho, la efectividad de 2.76 lo tiene como uno de los mejores de toda la Liga Mexicana de Beisbol, sin embargo, Lobstein fue a quien el bullpen no le hizo justicia en sus primeras aperturas de esta campaña. Dicen que cuando Manny Rodríguez estuvo disponible para salir de Monclova, el propietario de Acereros y Pericos se interesó en Lobstein para un cambio directo que al final no se logró. El lanzador nacido en Arizona y Carlos Hernández, se han convertido en la mejor dupla de abridores zurdos de toda la LMB. Esta semana regresan los Sultanes de Monterrey y el clima será el ideal para tres noches de beisbol en los amigables confines. Nos vemos en la parte alta del estadio Gasmart SDQ Goodbye Horses!!!

Comentarios