No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Cannabis legal

Quietud en movimiento

Por Roberto Quijano Luna

Canadá es la primera gran economía del mundo y el segundo país después de Uruguay en legalizar la mariguana para usos recreativos. La iniciativa de ley C-45, mejor conocida como “Cannabis Act” entró en vigor el 17 de octubre y, entre otras cosas permite: (i) comprar cannabis o derivados, (ii) poseer hasta 30 gramos de cannabis y (iii) cultivar hasta 4 plantas de cannabis. El resultado de esta política pública sentará un precedente determinante para todos aquellos países que se mantienen firmes en su postura de prohibición, entre estos, México. El espíritu de la ley, es decir su justificación, es que por medio de una regulación estricta se restringirá el acceso al cannabis a menores de edad y prevendrá que el crimen organizado siga obteniendo ganancias por medio del mercando negro del cannabis en detrimento de las leyes e instituciones canadienses. Según el New York Times, se espera que la “fiebre verde” para el año 2020 sea una industria con un valor de 6 mil 500 millones de dólares canadienses (5 mil millones de dólares estadounidenses). Lo que representaría ingresos multimillonarios en recaudación de impuestos para los gobiernos municipales, provinciales y federal de Canadá. En México, Olga Sánchez Cordero, próxima secretaria de Gobernación, ha puesto en la mesa de debate la despenalización de la mariguana en su siembra, cosecha, trasiego y uso lúdico. Dado el hecho que Canadá, uno de nuestros socios del Tlcan (Usmca), y ciertos estados de la Unión Americana han abandonado el camino de la prohibición, cuando menos debatir el tema es fundamental. La Suprema Corte de Justicia de la Nación dictó una sentencia paradigmática en el amparo en revisión 237/2014, en la que se resolvió que la negativa de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para otorgar a los cuatro miembros de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante, A.C. (Smart) un permiso para consumir cannabis con fines recreativos era inconstitucional. Dicha resolución suscitada por el ministro Arturo Zaldívar muestra que nuestro máximo órgano jurisdiccional, respecto al tema del cannabis, podría seguir esta línea progresista y de derechos humanos en casos futuros. Juan Ramón de la Fuente, propuesto como embajador ante la ONU y experto en salud mental, igualmente comentó a El Universal que “la regulación de la mariguana para fines lúdicos es algo para lo cual México está preparado”. Asimismo, el ex rector de la UNAM hizo una precisión importante: “lo que no quiero es que quienes las usen caigan en manos del crimen organizado necesariamente, lo que no quiero es que quienes las usen se vuelvan criminales, porque no lo son, en todo caso son consumidores”. La prohibición y la guerra contra el narcotráfico ha costado cientos de miles de vida humanas, ha dañado severamente el tejido social y pulverizado la vida institucional y legal de México. Canadá al igual que California serán grandes laboratorios para este nuevo experimento que tanto nos puede enseñar a nosotros que nos aferramos a seguir haciendo lo que tan caro nos ha salido. *El autor es abogado egresado de la Universidad Panamericana.

Comentarios