Columnas Variaciones opus 33 sobre el tema de Don Juan

Mirador

Por Armando Fuentes Aguirre

A la salida de la misa de alba Don Juan se topó con una de las mujeres a las que amó en su juventud. Le preguntó la hermosa dama: –A ver: ¿cómo me llamo? Con una sonrisa contestó Don Juan: –Te llamas "ella". Días después, en la vega del río, el sevillano halló a otra de las que fueron suyas en pasados tiempos. La antigua amada le preguntó: –¿Cómo me llamo? Replicó Don Juan, sonriendo: –Te llamas "ella". Lo mismo le dijo a la altiva señora con quien se encontró en la Plaza de la Cruz: –Te llamas "ella". Sucedió que el aprendiz de seductor le preguntó a Don Juan: –¿A cuál de todas las mujeres que tuviste amaste más? Respondió él con sonrisa evocadora: –A ella. ¡Hasta mañana!...

Comentarios