No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Mirador

Historias de la creación del mundo. La serpiente se quejó con el Señor: -Tu libro me ha dado mala fama. Después de lo que sucedió con Adán y Eva -aquello de la manzana, tú te acuerdas- los hombres me consideran nefasto saurio, encarnación del espíritu del mal. Me identifican con el demonio; me llaman "sierpe venenosa", "víbora rastrera", "traidor reptil". Me odian y me temen a un tiempo. Me injurian y vilipendian; me hacen objeto de consejas mentirosas. Se apartan de mí como de algo sucio, despreciable y vil. Eso le dijo la serpiente a Dios. Concluyó luego: -Y yo lo único que hice, Señor, fue seguir tus instrucciones. ¡Hasta mañana!...

Comentarios