Columnas Sol, planetas y ¿qué mas?

Frontera Astronómica

Por

Nuestro Sistema Solar está compuesto por una gran cantidad de objetos, el más importante y masivo de todos es, por supuesto, el Sol. Gracias a la fuerza de gravedad de esta estrella (Sol), de mediana edad y mediano tamaño, es que existe el Sistema Solar. Así, una gran cantidad de objetos se han formado a su alrededor y probablemente otros tantos hayan sido atrapados. El resto de los cuerpos u objetos que existen en el sistema solar son planetas, planetas enanos y cuerpos menores. Los planetas son cuerpos “grandes” que tienen la particularidad de haber “limpiado” su órbita, es decir, que no hay cuerpos estables que recorran su mismo camino alrededor del Sol, esta es la diferencia con los planetas enanos como Plutón, Ceres, Eris, etc. Además, tanto los planetas como los planetas enanos están en equilibrio hidrostático, es decir, mantienen una forma casi esférica debido a la gran cantidad de masa que poseen; algunos toman una forma elíptica debido a que rotan bastante rápido, pero se sabe que están en equilibrio porque aún así mantienen una forma regular. Por otro lado, la fuerza de gravedad que tienen los planetas y los planetas enanos permite que puedan tener atmósfera y atrapar otros cuerpos y así poseer satélites, como nuestra Luna. El otro conjunto de objetos, que además es el más numeroso, es el de los cuerpos menores. Este conjunto además se divide, por su localización y composición principalmente en asteroides, cometas, transneptunianos, troyanos, centauros, objetos cercanos a la tierra (NEOs) y objetos potencialmente peligrosos (PHOs). Los asteroides son, generalmente, objetos rocosos que se encuentran orbitando entre Marte y Júpiter, los cometas, por otro lado, provienen principalmente de regiones cercanas a Plutón y contienen además diferentes compuestos (hielos) que se subliman cuando se acercan al Sol, esto es lo que produce sus espectaculares colas y comas, sus órbitas son muy elípticas por eso se pueden acercar tanto en periodos cortos. Los objetos mas lejanos a nosotros son los transneptunianos, como su nombre lo indica se encuentran mas allá de Neptuno, debido a esto es muy difícil observarlos ya que reflejan muy poca cantidad de luz solar; aunque contienen elementos rocosos están principalmente constituidos del hielos de agua, metano, nitrógeno, etc. Los troyanos son un enjambre de objetos que se encuentran en la misma órbita de Júpiter, localizados en dos regiones, pero que se “esconden” o se alejan del planeta, pues de otra manera serían capturados o expulsados por la enorme fuerza de gravedad. Los centauros son cuerpos muy interesantes porque se comportan, según su localización, como cometas o como asteroides, de ahí el nombre, que se refiere a una criatura mitológica mitad hombre y mitad caballo. En cuanto a los NEOs, son objetos generalmente pequeños y sus órbitas les permiten acercarse mucho a la Tierra, por lo tanto, son visibles en un periodo muy corto, sin embargo, se estudian asiduamente por su composición y porque si varían sus órbitas pueden convertirse en PHOs. Estos últimos se acercan mucho más a la Tierra incluso cruzan la órbita de nuestro planeta. Actualmente existen campañas mundiales para localizar y monitorear estos objetos, además se llevan a cabo estudios de posibles contingencias en caso de impacto. Muchos de estos se chocan con la Tierra habitualmente pero en zonas poco habitadas o en el mar, y debido a que generalmente son muy pequeños, no han producido daños significativos. Sin embargo, estadísticamente, existe la posibilidad de que algún impacto por un objeto de mayor tamaño se produzca, porque incluso con todas nuestras capacidades tecnológicas de observación la gran mayoría de ellos no los podemos detectar. Nuestro Sistema Solar esconde muchos misterios y aunque nos hemos empeñado en clasificarlos, la verdad es que cada objeto es diferente e interesante. A la fecha se han descubierto 600,000 objetos girando alrededor del Sol, pero según los modelos actuales debe de haber, por lo menos, 10 veces mas; así que es un gran reto tanto el descubrimiento como el entendimiento. Muchos descubrimientos son hechos por astrónomos aficionados que gustan de voltear al cielo con algún pequeño telescopio, ¡tú, lector, también estás invitado! Instituto de Astronomía, Universidad Nacional de México, Campus Ensenada.

Comentarios