No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas México a un paso de legalizarla...

En la red

Por Alfredo Alvarez

Durante esta semana que concluye, los mexicanos nos enteramos de la decisión de la Suprema Corte que definió como ilegal la prohibición de usar cannabis de forma lúdica, es decir, las autoridades no pueden considerar como ilegal el consumo de mariguana para el puro disfrute, para muchos esto significa la antesala a la legalización. A pesar de ser un tema que ya se venía discutiendo desde hace varios años, ahora con la legalización de la mariguana en Canadá, este proceso parece que va con el acelerador a fondo. Ya en algunos estados de la Unión Americana se había aprobado el uso medicinal e incluso como California su uso recreativo, pero la decisión de Canadá desató una batalla diferente, que es la de los mercados, Estados Unidos con su visión capitalista no podía dejar de lado que estaba siendo rebasado por su vecino del Norte y México parece que tampoco lo puede dejar pasar. ¿Estamos preparados para la legalización? Es claro que no, México es un país de contrastes distintos a los que viven nuestros vecinos del primer mundo, aun así era necesario tener una respuesta, sobre todo si estamos hablando de mercados tan ricos como el de Canadá, que de acuerdo con expertos, con la legalización de la mariguana, ahora podrán mover una economía adicional de 25 mil millones de dólares anuales, cifra que rebasa, por ejemplo, las remesas que los mexicanos envían a nuestro país.. El primero en darse cuenta de esta decisión meramente económica fue Estados Unidos, sin embargo los efectos en México de estas decisiones aún no se han puesto bajo la lupa. Por ejemplo, uno de los escenarios del que poco se ha hablado, es lo que sucederá entre los grupos del crimen organizado que hoy en día basan su economía en el tráfico y cultivo de mariguana, dejará de ser un negocio lucrativo para ellos, ¿ahora se dedicarán al tráfico de drogas sintéticas?, ¿se llenará el mercado ahora de otro tipo de drogas más fuertes?, ¿optarán por dedicarse mejor al tráfico de personas o robo de gasolina?, no se ha hablado mucho de ello. Y es que no podemos estar ajenos a estos efectos, sobre todo en la frontera, que al ser un punto de tráfico, las bandas criminales aquí enfocan buena parte de sus operaciones. Antes, por ejemplo, cuando había baja venta de droga a Estados Unidos o Canadá, los grupos criminales comenzaron a ser más violentos con secuestros y extorsiones en México, además de colocar su producto en el mercado local. Adicional a ello, somos un país que ha descuidado por mucho a sus jóvenes, hoy en día que es ilegal el consumo de mariguana, no les cuesta mucho trabajo acceder a ella, cuando sea legal ¿qué va a impedir que el problema no se recrudezca? si no podemos darles oportunidades ni cuidarlos de otros problemas, ¿habrá preocupación para que no sean consumidores de mariguana? La atención a los jóvenes y sus problemas como el temprano inicio del consumo de alcohol y tabaco, los embarazos, la alta deserción escolar, la falta de oportunidades y otras tantas cosas, seguirán igual o quizá peor que ahorita, sin embargo, hasta el momento no se ha observado un análisis serio de los efectos que traerá la decisión que, insisto, está más obligada por cuestiones del mercado de nuestros vecinos del Norte, que pensando principalmente como una necesidad nacional. Si bien es cierto que la mariguana no es tan peligrosa como las drogas duras o sintéticas, también es cierto que no sólo quita dolores o relaja el cuerpo, es una hierba adictiva que reduce la productividad, causa daño neuronal y altera el estado de ánimo, en algunos casos registrados clínicamente se puede llegar hasta a tener episodios psicóticos y de paranoia. La legalización está en puerta, habrá que irse preparando para combatir los efectos negativos de esta decisión. *El autor es periodista con 25 años de carrera, ha encabezado noticieros en la televisión internacional; ganó el premio Nacional de Periodismo y ha sido académico.

Comentarios