Columnas Leyzaola: ¿El “peje” de Tijuana?

En la red

Por Alfredo Alvarez

No he dejado de hacer esta analogía en mi cabeza desde hace un año. Cuando el teniente coronel en retiro, Julián Leyzaola Pérez, contendió por la alcaldía, le dije en persona a cada uno de los candidatos que en mi opinión, él sería el ganador con una condición: que la gente saliera a votar, se quedó cerca, la abstención demostró mi teoría. Miles querían al ex militar de alcalde pero no fueron a votar. ¿De dónde saqué la suposición? Muy sencillo: de la percepción en redes sociales, se notó un apoyo como nunca para un candidato, la altísima intención de voto, pero como dicen muchos políticos, los “likes” no son votos. Corre ahora el proceso electoral federal en el que Andrés Manuel López Obrador alcanza una histórica intención de voto, tan alta que aun con la enorme abstención del electorado mexicano, no podrán alcanzarlo más que con un milagro o con una trampa. Lo mismo pasará con Julián Leyzaola en 2019. Los escenarios son parecidos, estas son las semejanzas que observo entre AMLO y Leyzaola: Primera: Una imagen mesiánica, la gente cree que sólo con que lleguen, cambiarán todos los males que aquejan al pueblo. Segunda: Una dolida derrota con la acusación, fundada o no, de trampa en las urnas. Tercera: Un profundo deseo de venganza contra el llamado Prian. Cuarta: La inseguridad, tema en el que Leyzaola es experto y lo elevó a grado de leyenda en Tijuana y Ciudad Juárez, mientras que AMLO captura a todos los que están en contra de la narcoguerra que empezó Calderón y Peña continuó. Quinta: Malos candidatos del Prian y prácticas “dinosaúricas” en sus partidos. Hoy Leyzaola se dio el lujo de confrontar el poderío de Jaime Bonilla en Baja California para poner a candidatos del PES como Héctor Cruz y Javier Castañeda Pomposo, también se dio el lujo de dejar en el camino a políticos del PES local y nacional, incluso a colaboradores cercanos. La sexta semejanza que veo es la siguiente: Así como AMLO solo puede ser descarrillado por AMLO, creo que Leyzaola solo puede ser descarrillado por él mismo. Es por ello que veo al teniente como un “peje” de Tijuana. Lo que critiques del él es brutalmente defendido con insultos y acusaciones de parte de lectores y usuarios de redes, es él, pues, un “salvador” de la sociedad. Leyzaola ha aprendido a hacer política en este tiempo y si la salud se lo permite y sus conocidos “arranques” no lo descontrolan, es el más fuerte aspirante a ser alcalde. No sé si sería un buen alcalde, pero lo que sí sé es que será un buen candidato, llegará corregido y aumentado. Estoy seguro que es el único que podría opacar la marca de un Morena gobernando. Para 2019 seguiría la luna de miel del pueblo con AMLO, pero a pesar de eso, Leyzaola les ganaría con el PES o sin él. Jaime Bonilla lo debe saber. Es para mí, curiosa la similitud entre AMLO y Leyzaola. Mis mejores deseos para el teniente en su lucha por la salud. Los dejo con la séptima similitud: Ha sabido “cosechar” amigos poderosos. El que le entendió le entendió. *El autor es periodista con 25 años de carrera, ha encabezado noticieros en la televisión internacional; ganó el premio Nacional de Periodismo y ha sido académico.

Comentarios