No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Pitcher a las tribunas para salvar infartados

En la pelota...

Por Juan Vené

GUADALAJARA, por bella y coqueta, ha inspirado cientos de miles de poemas y canciones. Hoy es día del correo y mañana jueves también, por exceso de correspondencia. Ismael Infante, de Guasave, pregunta: ¿Por qué odia a Guasave, tanto como para atacarnos?”. Amigo Doble I: Doble calumnia. Ni odio a Guasave, ni ataco a Guasave. Me encanta esa ciudad y disfruto de su gente. Lo que hago es defender a la población para que no se lo pasen angustiados por un equipo que puedan pagar. Merecen un franquicia, pero en una Liga más económica que la Mexicana del Pacífico. Heriberto Aldama R. de Culiacán, expone: “Créeme, no me había tocado presenciar una crónica tan aburrida y falta de talento y carisma, como la un dueto de payasitos. No sé si los jefes de ESPN estén enterados de tan bochornoso evento de parte de estos hermanos. Si yo fuera el jefe de ellos, lo pensaría dos veces antes de ponerlos al aire. Espero no haberte molestado con mi comentario (¿queja?), pero te lo digo porque eres un profesional en estos menesteres)”. Óscar Palacio S., de Puerto Peñasco, pregunta: “¿En mi opinión Joe Votto ha sido un gran pelotero, fuera de la vislumbre de post temporada. Me hubiera gustado ver su potencial a la ‘hora buena’, en serie divisional y Serie Mundial. Parece que lo mismo le puede pasar al que es considerado el mejor pelotero en los últimos años, Mike Trout. Usted, ¿qué opina?”. Amigo Caro: A ese par de caballos los quisiera en mi alineación, si fuera dueño de un equipo. José G. Chirinos F. de Acarigua, pregunta: “¿Si Alex Rodríguez es elegido para el Hall de la Fama de Cooperstown, se le considerará dominicano o estadounidense?”. Amigo Pepe: Ningún problema. Como Nacido en Manhattan de padres dominicanos. Oswaldo Gutiérrez, de Caracas, pregunta: “¿Es cierto que Doc. Medich, estudiante del último año de medicina, lanzaba un juego por los Yankees, y subió de pronto a la tribuna porque un espectador sufría de infarto?”. Amigo Aldo: En dos oportunidades durante su carrera (1972-1982) George (Doc) Medich abandonó juegos que lanzaba para subir a la tribuna y auxiliar víctimas de infarto. En 1976, cuando lanzaba por los Piratas, fue en Veterans Stadium, de Philadelphia, donde trató por más de 20 minutos, pero el fanático murió horas después. En 1978, lanzaba por los Rangers en el Memorial Stadium, de los Orioles, donde sí logró revivir a un espectador, que vivió después durante 12 años. Desgraciadamente, poco después de graduado de médico en la Universidad de Pittsburgh, le suspendieron la licencia de por vida, por recetar sustancias controladas a pacientes imaginarios para quedárselas él. Vive en Aliquippa, Pennsylvania, sin poder ejercer, a los 69 años de edad. Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Comentarios