No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas EL ARTE DE LA GUERRA

El arte de la guerra

Por Juan Manuel Hernández Niebla

“Vale más un mal arreglo que un buen pleito” Refrán Popular Donald Trump envió el pasado 31 de Agosto un comunicado a su Congreso, anunciando su pretensión, en un plazo de 90 días, de cerrar un acuerdo comercial con Mexico, en el que podría quedar excluido Canadá. De lograr esto, Trump cumpliría su promesa de campaña de terminar con el actual Tratado de Libre Comercio (TLC). Si bien Mexico y EU lograron un acuerdo preliminar la semana anterior, el documento oficial, que incluye los detalles no se ha dado a conocer todavía, así como tampoco es un hecho que el Congreso de EU acepte un acuerdo bilateral donde quede fuera Canadá. A la publicación de este artículo, existían fuertes desacuerdos entre EU y Canadá. De igual manera, tampoco se ha publicado nada relacionado a nuevos acuerdos entre Mexico y Canadá. Todo parecería centrarse en EU negociando por separado con cada país. La información a la fecha es más política que técnica, asumiendo que tener un mal acuerdo comercial es mucho mejor que no tener TLC. En este sentido, a los presidentes Trump y Peña Nieto les urge confirmar el acuerdo antes del 30 de Noviembre por obvias razones, de igual manera al presidente electo Lopez Obrador en el ánimo de arribar a una transición tranquila. De lo negociado, se entiende Mexico ha cedido en varias posiciones: * El capítulo 19 del TLC actual establece un panel de controversias comerciales (ej. “dumping”) que se dirimen en tribunales internacionales para asegurar la neutralidad en el proceso. Mexico aceptó que se cambien a tribunales estadounidenses. Este parecería ser el motivo más fuerte del disenso de Canadá en lograr un acuerdo antes un esquema claramente abusivo y unilateral. * En relación a la posibilidad de que el tratado tenga fecha de vencimiento (clausula “sunset”), Mexico logró extenderla de 5 años de la solicitud original a 16 años con periodos de revisión cada 6. Esto a mediano plazo pudiera ser un serio inhibidor a la inversión extranjera por la incertidumbre y controversia que pudiera generar. * En el sector automotriz Mexico aceptó el contenido regional se incremente del 62.5% al 75%, con el requisito adicional de que el 40% del mismo sea manufacturado en zonas donde los trabajadores perciban 16 dólares por hora. Esto puede ser problema para las armadoras asiáticas que operan en Mexico. * Mexico se compromete de igual manera a adoptar medidas legales en materia de derechos laborales de acuerdo a los lineamientos de la Organización Internacional del Trabajo. Esto es una buena noticia para los trabajadores mexicanos. * Un tema álgido, aunque fuera del TLC, es que Mexico no logró que se retiraran los aranceles del 25% y 10% al acero y aluminio, impuestos recientemente por EU. Es imperativo se solicite la exclusión de nuestros productores antes de cerrar negociación. Recordando EU es el destinatario del 80% de nuestras exportaciones, si bien en el nuevo acuerdo Mexico pierde muchas de las prerrogativas reflejadas en el TLC actual, es mejor que no tener TLC. Sin embargo, el Congreso de EU autorizó a Trump a negociar un acuerdo trilateral, por lo que la posible exclusión de Canadá generaría la posibilidad de que el acuerdo negociado con Mexico no sea aprobado o sea retrasado. En conclusión, el TLC sigue generando incertidumbre. * El autor es Presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Publica del Estado.

Comentarios