Columnas Se acabaron las campañas, empezó el mundial

Casillero

Por Ignacio Calderón Tena

“Mucha gente piensa que el fútbol es un juego a vida o muerte, pero es mucho más importante que eso.” William Shankly Pareciera un chiste el título de esta columna, pero lamentablemente es muy cierto; el Doctor Frank Greer un estratega electoral que manejo las campañas electorales de Barack Obama y Bill Clinton en Estados Unidos, así como la campaña de Nelson Mandela en Sudáfrica entre otras y socio fundador de la firma GMMB (Greer, Margolis, Mitchell &Burns), considerada como una de las firmas más influyentes de consultoría política en los EU, aborda en la Escuela de Graduados en Gerencia Política de la Universidad George Washington en los Estados Unidos, las principales razones del votante. Greer menciona que al votante no se le llega al cerebro con propuestas muy elaboradas o sofisticadas, “al votante hay que apuntarle al corazón… llegarle al sentimiento… hay que desatar pasión…aquel candidato que no sea capaz de hacerlo, está perdido… va directo al fracaso. “(VIII Seminario Internacional de Comunicación Política, Madrid, nov.19 2009). Dicho de otra manera, el famoso voto razonado no existe para millones de personas en el mundo que votan con el corazón y no con el cerebro, por eso muchos candidatos logran el triunfo al conectar con los sentimientos del elector, aunque su cabeza les indique otra cosa. Esto es casi como el enamoramiento de la quinceañera que no repara en los riesgos y se deja llevar por los sentimientos y no por la razón. Según Greer, además del voto sentimental, está el voto por interés, buscando el beneficio que obtendrá al dar su voto por determinado partido, ya sea beca un empleo o por lo menos una despensa. En tercer lugar, se encuentra el voto en contra, este lo emite el elector como castigo hacia determinado partido que le hizo perder su empleo o simplemente porque no realizó bien su encomienda. Otro tipo de voto es el que se da a favor del candidato o candidata más agraciada físicamente y hasta el quinto sitio se encuentra el voto por alguien que parece honesto o que tiene una trayectoria limpia o en menor medida, que tiene buenas ideas para gobernar. Por eso, ahora que ha iniciado el mundial de futbol, la atención del mexicano ha cambiado de derrotero y ahora se centra en este deporte que además de todo, ha permitido que los sueños del pueblo mexicano vuelen por lo alto al ganar su primer juego y contra el que fuera campeón del mundo. Frente a eso, cualquier candidato es poco importante. Por eso a partir de ahora, poco o nada podrán lograr los candidatos frente a la euforia del futbol y solo pequeños estímulos al corazón del votante podrán recordarles que el 1 de julio hay una cita muy importante. Alexis De Toqueville decía que “La democracia no proporciona a la gente el más hábil de los gobiernos, pero hace lo que el más hábil de los gobiernos jamás haría”. Ojalá que, a pesar del futbol, no se nos olvide votar. * El autor es asesor empresarial en cabildeo.

Comentarios