Columnas Reparte Amlove

Agua Caliente

Por

No les importó esperar horas a muchas y también muchos para poder tomarse fotos con el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador. Si algo caracterizó su visita fugaz ayer a Tijuana fue precisamente eso, que repartió sonrisas, saludos, y hasta abrazos y besos. A pesar de que no fue anunciada de manera oficial su visita, pues era una reunión privada con el Gobernador, López Obrador fue recibido de manera muy afectuosa en el aeropuerto de Tijuana. Usuarios que se encontraban en la terminal aérea fueron sorprendidos al ver que el futuro mandatario salía como cualquier ciudadano de un vuelo comercial, específicamente el 174 de Aeroméxico, que llegó puntual. Primero fue recibido por el gobernador Francisco Vega de Lamadrid y su esposa Brenda Ruacho de Vega, quienes tuvieron acceso exclusivo. Al salir, lo aguardaban Jaime Bonilla Valdez, senador por Morena, y otros colaboradores, así como medios de comunicación y hasta el director de la prepa Lázaro Cárdenas, José Cruz Holguín, y alumnos. Contento se acercó a los medios ante quienes respondió algunas preguntas. Después, a diferencia de la Ciudad de México, en Tijuana, López Obrador no se trasladó en un auto austero; allá dejó su Jetta y aquí se movió en una camioneta de lujo, como las que suelen usar la mayoría de los funcionarios de primer nivel, una Suburban. Anfitrión La reconciliación nacional de Andrés Manuel López Obrador tuvo su escala en Baja California con el Gobernador, quien fue uno de sus mayores detractores durante la campaña, sin embargo, las cosas cambiaron con el poder y "Kiko" Vega se convirtió en un buen anfitrión. Puntual asistió al aeropuerto con su esposa para darle la bienvenida al presidente electo apenas a su arribo, incluso salió unos minutos antes en el área de llegada y se fundió en un abrazo con Jaime Bonilla, y es que, si estamos en la cuarta transformación, pues también se puede dar la segunda edición del "Abrazo de Acatempan". Llegaron juntos al Palacio de Gobierno, prácticamente le dio un tour por las instalaciones y comenzó su reunión que por cierto estuvo pintada de azul y guinda en este evento casi exclusivo. Y como la cereza en el pastel, el Gobierno del Estado se convirtió por unos minutos en los reguladores del poder para evitar que los medios "locales" se acercaran al presidente electo. Además de Bonilla, en la reunión que tuvo el presidente electo con el Gobernador estuvieron los diputados federales Héctor Cruz Aparicio, Mario Ismael Moreno Gil, Javier Castañeda Pomposo, Armando Reyes, Martha Patricia Ramírez Lucero, Marina del Pilar Ávila Olmeda, Irma Lizola y "El Terrible" Morales, quien llegó tarde, así como Catalino Zavala, diputado local de Morena, y otros legisladores locales. En este encuentro también hubo diputados locales de otros partidos y el alcalde Juan Manuel Gastélum tuvo oportunidad de acercarse y entregarle una carpeta con algunos temas de interés. La visita de AMLO también fue aprovechada por Enrique Reyes Machado, director estatal del Conalep BC, para solicitar al Gobernador de la Entidad el aumento de recursos económicos para sacar adelante los programas de inclusión y certificación en competencia laboral de los alumnos. Se sacan la foto Y bueno, no solo seguidores, gente de Morena, funcionarios estatales y políticos se tomaron la foto con López Obrador. También en su fugaz visita se vio a los “suspirantes” cerca de él, quienes en cuanto se tomaron las fotos las subieron a sus redes sociales. Así pues, en La Rumorosa, en donde se bajó a hacer un enlace en vivo, fue saludado por Jaime Martínez Veloz y Carlos Atilano Peña. Mientras que, a su llegada a Mexicali, también se encontró amablemente con Arturo González Cruz. Por cierto, en Centro de Gobierno en Tijuana se había montado un espacio para una conferencia de prensa, en donde tuvieron a los medios esperando, sin embargo, al final no se hizo. Un agradecimiento masivo A su llegada a Mexicali, el presidente electo llegó directo a una reunión con empresarios en un conocido hotel de la localidad, en la que dialogó por espacio de una hora y media. Al salir del lugar lo esperaban personas para tomarse la foto con él, por lo que tuvo que ser apresurado para subirlo a la camioneta que lo llevaría al Centro Cívico de Mexicali en donde lo esperaban miles de personas para realizar su mensaje de agradecimiento.

Comentarios