Columnas Llamada de atención

Agua Caliente

Por

Dicen que tremendo regañadón es el que le propinó el secretario de Seguridad Pública del Estado, Gerardo Sosa Olachea, a Adrián Hernández Pérez, quien dirige la Policía de Rosarito, a raíz de los presuntos abusos en contra de ciudadanos por parte de elementos de la Policía Municipal en el retén que desde hace algunos meses se colocó en el Corredor 2000. El pretexto de ese retén, que opera las 24 horas del día, es inhibir la delincuencia, pero sobre todo evitar que cadáveres sean arrojados en esa zona desolada, como ha ocurrido en varias ocasiones, pero parece ser que se ha convertido en la caja chica de algunos. Los enterados aseguran que durante la reunión quincenal del Grupo de Coordinación que se lleva a cabo en Rosarito y la que comúnmente encabeza Sosa Olachea, salieron literalmente chispas luego de que en la misma se difundiera un video donde un ciudadano que padece una discapacidad motora y se dedica a la venta de sandías, denunciara ante el Ministerio Público, la Sindicatura y los Derechos Humanos, las agresiones físicas y verbales, así como abuso de autoridad del que asegura fue objeto la semana pasada en ese retén. Para nadie es desconocido que Sosa Olachea ha demostrado una enorme antipatía hacia Hernández Pérez, así que sin miramiento alguno se le fue “duro y a la cabeza” por la falta de control y mando que ha exhibido hasta el momento. Así que fue tajante y exigió un listado de todos los mandos de la corporación rosaritense, a los que pasará lupa para ver qué es lo que está pasando, pues no se trata sólo de los 18 mil pesos que asegura el denunciante, le robaron los policías, sino que la lista de presuntas irregularidades en ese lugar y las quejas cada vez son mayores y nadie parece poner fin. Por lo pronto, se espera que el pleito vaya más que en serio y en los próximos días, quizá empiecen a rodar cabezas. Colapso Los priistas dicen que su dirigente estatal David Ruvalcaba, ha negado que se reunió con el secretario de Gobierno, Francisco Rueda, el pasado jueves. Y es que más tarde extrañamente Ruvalcaba convocó a una reunión extraordinaria con el objetivo de darle pinochetazo al diputado Marco Corona y retirarlo de la coordinación de la bancada del PRI. Estas dos acciones provocaron una nueva fractura que está colapsando al PRI, pues públicamente el diputado Bernardo Padilla ya salió a desconocer la dirigencia y el mando de Ruvalcaba, mientras que Corona dijo que Ruvalcaba se ha convertido el factor de división dentro del PRI por perseguir sus intereses particulares. Adicional a ello, militantes priistas enviaron un documento al CEN de su partido informando varios de los puntos que han visto en el actuar de Ruvalcaba en donde denuncian por ejemplo "la injerencia del PAN al interior del PRI a traves de David Ruvalcaba y Alejandro Arregui para construir la posibilidad de un 'frente común PAN/PRI' para enfrentar a Morena en 2019". El documento añade que para lograr lo anterior resulta crucial el control del gobierno del PAN, tanto de la dirigencia estatal como de la coordinación de los diputados priistas. Sin duda está intentona de Ruvalcaba, dicen los priistas, ha convulsionado a las fuerzas vivas dentro del partido pues si bien reconocen la fuerza de Morena para las elecciones del 2019, muy pocos de los priistas de hueso colorado admiten que permitirán "tal aberración". Difundirán nuevo nombre Con el inicio del proceso electoral, los que parece que empezarán de lleno el proceso electoral 2019 son los del partido de Transformemos, quienes este fin de semana iniciaron con su campaña de difusión y estrategia para posicionar al partido, la primera parte de esta etapa es poder explicarle a los bajacalifornianos su cambio de nombre y el motivo que los llevó a renovarse y dejar atrás las siglas del PES para identificarse hoy como Transformemos, esto acompañado de una fuerte campaña de afiliación. Adicional a ello, en el mismo evento aprovecharon la presencia del diputado Luis Moreno quien este sábado cumplió años y sus compañeros aprovecharon para cantarle las mañanitas, partir el pastel y desearle más años de vida.

Comentarios