Columnas Regidora priista genera ruido

Agua Caliente

Por

Ruido, mucho ruido es el que rodea a la regidora priísta en Rosarito, Claudia Araujo, tras el rotundo fracaso en el que convirtió el famoso festival de figuras de arena, Baja Sand, que festejaba su décimo aniversario y en el que no estuvo ya su creador Víctor Loza, quien fuera asesinado en Ensenada, el año pasado. Las quejas por la mala organización, adeudos no cubiertos y hasta posibles chanchullos, han puesto en el ojo público a la edil, quien por cierto, no es la primera vez que destaca por escándalos, pues el año pasado fue acusada por beneficiarios del programa de vivienda de la Sedatu, de cobrarles cuotas para entregarles el material de construcción, que había sido “gestionado” por la misma. La propia edil aceptó públicamente que sí estaba realizando un cobro de “recuperación” por todos los gastos de traslados y papelería a través de la Central Campesina Independiente (CCI), la cual encabeza en Rosarito y encargada de la tramitología. El asunto no quedó muy claro, ya que al ser de beneficio social es gratuito, pero ella condicionó la entrega del material hasta en tanto se cubriera la cuota de recuperación fijada por ella misma, según los afectados. También, dio positivo al uso de la mariguana durante un examen antidoping realizado por la Sindicatura el año pasado, aunque claro, después se dijo que, en otro muestreo realizado en un laboratorio particular, salió limpia de polvo y paja. Por eso, los priistas de Rosarito ya no hallan la puerta con su único representante en el Gobierno Municipal, pues les salpica aún más a su de por sí desgastada imagen como partido y buscan deslindarse a toda costa de las acciones de la edil, que dicen ha brillado sólo por sus escándalos. Pierden Registro El Instituto Nacional Electoral hizo oficial la pérdida de registro de dos partidos que participaron en las pasadas elecciones federales y que por los pocos votos que obtuvieron no lograron mantenerse. El Partido Nueva Alianza, el cual fue creado por la maestra Elba Esther Gordillo, obtuvo apenas el 1.02% de la votación en el proceso electoral; hay que recordar que el mínimo requerido para mantenerse es el 3%. Por otro lado, el Partido Encuentro Social, a pesar de haber ido en alianza con el partido que obtuvo mayoría en las elecciones, parece que no fue del agrado del elector al lograr el 2.78% de la participación ciudadana. Aunque todavía les queda una oportunidad para intentar salvarse, ya que por ley pueden presentar algún alegato, o acudir al Tribunal de Justicia Electoral, comentan que es casi imposible que lo logren, por lo que seguramente los integrantes de dichos partidos buscarán mantenerse en los estados que puedan. Todo indica que Arcelia Galarza, de Nueva Alianza, deberá empezar con los trámites ante el Instituto Estatal Electoral para seguir como partido local, y participar en las próximas elecciones. Por otro lado, el Partido Encuentro Social, que recién fue admitido por el Instituto Estatal Electoral, deberá hacer de nuevo el trámite por su coordinador en Baja California, Alfredo Ferreiro. El caso del Partido Encuentro Social fue interesante ya que en las pasadas elecciones locales estuvo a poco de ganar la alcaldía de Tijuana con Julián Leyzaola, pero ahora al ir en alianza, al parecer no promovió bien que la gente también votara por el partido no sólo por el candidato, y terminaron derrumbándose a nivel nacional y en BC no fue la excepción. A ver qué ocurre y si cumplen con los requisitos para seguir siendo partidos, ya que el próximo domingo inicia el proceso electoral estatal en el que se elegirán diputados locales, alcaldes y Gobernador por dos años.

Comentarios