No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tecnología

Saca a su hijo de la escuela para que juegue Fortnite

Volverse un jugador profesional es el sueño de muchos, pero alcanzarlo no es nada fácil.

Avatar del

Por Redacción

David Herzog decidió sacar a su hijo de la escuela para que se dedique completamente a convertirse en un gamer profesional.(Cortesía)

David Herzog decidió sacar a su hijo de la escuela para que se dedique completamente a convertirse en un gamer profesional. | Cortesía

Fortnite es un juego que ha sabido generar una gran comunidad, y aunque muchos lo tachan de ser para niños rata, la verdad es que requiere cierta habilidad para ser medianamente bueno.

Al ser un título competitivo los torneos no tardaron en llegar, y con ellos, las grandes bolsas de dinero a las cuales solo los mejores pueden acceder.

Volverse un jugador profesional es el sueño de muchos, pero alcanzarlo no es nada fácil, y para darle un impulso a su hijo, un padre de familia lo sacó de la escuela y lo puso a jugar Fortnite de tiempo completo.

Seguramente muchos soñaron en algún momento con ganar dinero jugando videojuegos, y aunque es posible, el camino para conseguirlo no es fácil y requiere muchos sacrificios, indica Tierra Gamer.

David Herzog lo sabe, y por esta razón decidió sacar a su hijo de la escuela para que se dedique completamente a convertirse en un gamer profesional.

La historia de Jordan, conocido en línea como “Crimz”, ha dado mucho de qué hablar, pues muchas personas consideraron que dejar sus estudios no fue una buena idea.

No obstante, su padre está seguro de lo contrario y le ha brindado todas las facilidades para que se convierta en uno de los mejores.

Prueba de esto es que David Herzog consiguió una PC de $30 mil dólares para que Jordan practicara, ha cancelado planes para que su hijo pueda entrenar, y además le paga clases en línea.

Todo esto ha dado sus frutos, y aunque todavía no ha logrado despuntar en los torneos, “Crimz” ya ha conseguido ganar alrededor de $60 mil dólares jugando, pero este no es su único logro.

Con mucho esfuerzo ha logrado iniciar una empresa que crea y distribuye mercancía inspirada en videojuegos, generándole un ingreso extra nada despreciable.

No se ustedes, pero a nosotros esta nos suena a una historia de éxito, y si quieres sentirte peor, debes saber que este pequeño incluso tiene un auto Maserati con su gamertag.

El debate sobre qué tanto vale la pena sacrificar por buscar el sueño de convertirse en gamer profesional sigue en pie, pero este es solo un caso de éxito.

En esta nota

Comentarios