Tecnología

Los viajes al espacio profundo pueden causar cáncer

Avatar del

Por Tomada de la Red

Los viajes al espacio profundo pueden causar cáncer

Los viajes al espacio profundo pueden causar cáncer

Los nuevos viajes espaciales podrían dejar a los astronautas con enfermedades terminales, sugiere una investigación reciente.

Los expertos creen que la exposición a la radiación en viajes intergalácticos de larga distancia podría dañar significativamente sus estómagos e intestinos.

Es probable que esto provoque deterioros funcionales a largo plazo, como la absorción ineficaz de nutrientes o el cáncer.

Los científicos hicieron el descubrimiento después de exponer a los ratones a dosis bajas de partículas de hierro cargadas eléctricamente, una de las formas más dañinas de la radiación cósmica galáctica.

Los átomos y las moléculas que llevan una carga eléctrica se conocen como iones.

El científico líder, el Dr. Kamal Datta, del Centro de Investigación Especializado de la NASA en la Universidad de Georgetown en Washington DC, dijo: "Con la tecnología actual es difícil proteger a los astronautas de los efectos adversos de la radiación de iones pesados.

"Aunque puede haber una manera de usar medicamentos para contrarrestar estos efectos, aún no se ha desarrollado tal agente.

"Si bien los viajes cortos, como los tiempos en que los astronautas viajaron a la Luna, no pueden exponerlos a este nivel de daño, la preocupación real es un viaje largo como a Marte u otras misiones del espacio profundo que serían mucho más prolongadas".

Los iones pesados, como el hierro y el silicio, actúan como diminutas balas que se mueven rápidamente y son más destructivos que los rayos X y los rayos gamma, que son formas de luz de alta frecuencia sin masa.

La vida en la Tierra está protegida de los iones pesados energéticos por el campo magnético del planeta, que los desvía, indica Daily Mail.

El estudio comparó ratones expuestos a iones de hierro pesados, otros expuestos a rayos gamma y un tercer grupo que no fue sometido a ninguna forma de radiación.

Las exposiciones fueron diseñadas para simular lo que los astronautas podrían esperar después de meses en el espacio profundo.

Las células intestinales de los ratones de iones pesados no pudieron absorber los nutrientes adecuadamente y formaron pólipos cancerosos.

También hubo evidencia de que la radiación de hierro indujo daño en el ADN y aumentó el número de células "senescentes" que habían dejado de dividirse.

Las células senescentes generan estrés oxidativo e inflamación que induce más daño, dijo el equipo.

A pesar de la baja dosis, los efectos de la radiación de iones pesados parecían ser permanentes.

Los mismos científicos previamente destacaron el posible deterioro del tejido cerebral y el envejecimiento acelerado relacionado con la exposición a iones pesados energéticos en viajes espaciales largos.

Comentarios