No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Una amistad a prueba de todo durante ¡60 años!

Dora y Sara se conocieron en 1960 y desde entonces llevan una relación de hermandad.

Avatar del

Por Diyeth Arochi

Dora Treviño y Sara Moreno se reúnen los viernes para platicar y pasar un buen momento.(Diyeth Arochi)

Dora Treviño y Sara Moreno se reúnen los viernes para platicar y pasar un buen momento. | Diyeth Arochi

Hay amistades que duran pocos años, meses o temporadas. Otras no tienen fecha de caducidad, como la de Dora Treviño Sandomingo y Sara Moreno de Villicaña, quienes durante 60 años han sido las mejores amigas.

Sentadas frente a una mesa redonda, con tazas de café y a un lado de ellas sus respectivas andaderas, Dora, de 77 años y Sara, de 86 años de edad, recuerdan el inicio de su amistad en 1960.

Se conocieron mientras Sara atendía una tienda de abarrotes que le puso su esposo y aunque los padres de Dora tenían otra tienda igual a muy corta distancia, ahí sembraron una inquebrantable amistad.

Dora comenzó a platicar diariamente con Sara, hasta que de pronto se convirtió en lo que parecía ser su confesora, y así se consolidó esta amistad que parece fortalecerse cada vez más.

El par de amigas mencionaron que su amistad ha sobrevivido 60 años porque no han dejado de verse en este tiempo, incluso en la actualidad y sin falta cada viernes en la tarde conversan y beben café.

El tiempo que comparten se les pasa tan rápido, que cuando llega la hora de irse, Dora no suele tener ganas de retirarse, relató, pero se obliga a sí misma porque tiene pendientes que realizar.

Muy afines

Dora se mantuvo soltera y aunque Sara ya estaba casada cuando la conoció, estar en etapas distintas nunca fue una desventaja porque a pesar de esas diferencias, siempre han sido mujeres muy afines en sus pensamientos.

Ella se quedó soltera por ese motivo que cuidaba al abuelo, cuidaba a una tía, su mamá enfermó muy gravemente, duró mucho tiempo enferma y ella cuidándola, entonces yo me uní mucho a ella en ese tiempo que ella tenía dificultades", recordó Sara.

Otro secreto para que una amistad perdure, coincidieron, es el respeto a la amistad, a los secretos que se comparten, que son para quedárselos sólo ellas, como lo han hecho.

Su amistad es tan grande que jamás en estos 60 años han discutido y fue tan común y casual la forma en la que comenzó su amistad, que es increíble que ahora que son adultas mayores su amistad se siga fortaleciendo.

En esta nota
  • Amistad

Comentarios