No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Sus manos y creatividad mantienen viva tradición

Don Pedro Estrada Chavarín ha dedicado 54 años de su vida a la alfarería en el municipio de Navojoa.

Avatar del

Por Jesús Palomares

1/2
Con su trabajo como alfarero don Pedro ha sacado adelante a su familia.(Jesús Palomares)

Con su trabajo como alfarero don Pedro ha sacado adelante a su familia. | Jesús Palomares

Pedro Estrada Chavarín tiene 71 años de edad y más de 50 dedicado a la alfarería.(Jesús Palomares)

Pedro Estrada Chavarín tiene 71 años de edad y más de 50 dedicado a la alfarería. | Jesús Palomares

NAVOJOA, Sonora.- Los alimentos saben mejor en un plato de barro y el café se disfruta más en un jarrito, como acostumbraban las personas antaño, expresó Pedro Estrada Chavarín, un alfarero de 71 años de edad.

El vecino de la colonia Rosales de esta ciudad moldea barro desde hace 54 años para formar artesanías y contribuir a evitar que el oficio de alfarero desaparezca.

"Primero preparo el barro que es tierra, agua y algunos aditamentos", explicó, "de ahí paso a la máquina donde poco a poco y a mano le voy dando forma de acuerdo a la figura que quiero lograr".

El uso de los trastes de barro tiene miles de años, manifestó, y en ellos la comida es más sabrosa.

"Es una realidad, la comida sabe más sabrosa en ellos", enfatizó, "pero los vasos y platos desechables se usan más".

Una pieza como una olla puede llevarle dos horas en formarla y cinco horas en cocimiento, detalló.

"Hago unas diez ollas al día pero cada pieza tiene su tiempo y su proceso", añadió.

Lamentó que el oficio de alfarero está al borde de la extinción, pues ya no es un negocio tan redituable como lo fue hace medio siglo.

"Vinieron las fábricas grandes, los plásticos y empezó a bajar el trabajo de los artesanos, la teja principalmente", añadió, "ahorita lo que vendemos aunque sea poco es la loza".

A Chavarín, como lo conocen en su barrio, el trabajo de alfarero le alcanzó para sacar adelante a su esposa y seis hijos.

Quedamos pocos artesanos, realmente los alfareros van disminuyendo y temo que ya no habremos", dijo con desánimo.

En un día, subrayó, puede elaborar diez ollas que tienen un precio de 80 pesos cada una, pero los pedidos son pocos.

Para pedidos o encargos con Pedro Estrada Chavarín puede llamarlo al teléfono celular 6424252832.

En esta nota
  • Historia de vida

Comentarios