No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora Industria automotriz

Enfrenta Sonora nuevos retos en materia automotriz

Sonora y el País enfrentan nuevos retos ante la entrada del nuevo tratado entre México, Estados Unidos y Canadá. 

Avatar del

Por Shaila Rosagel

El mes pasado se fabricaron 2.0% más vehículos ligeros que en el mismo mes del año anterior, con un acumulado del año en ascenso de 2.8%.(EL IMPARCIAL)

El mes pasado se fabricaron 2.0% más vehículos ligeros que en el mismo mes del año anterior, con un acumulado del año en ascenso de 2.8%. | EL IMPARCIAL

CIUDAD DE MÉXICO.- Sonora y el País enfrentan nuevos retos en materia automotriz ante el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que reemplaza al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan).

Y aunque no se prevé la llegada de una nueva armadora en corto y mediano plazo, las oportunidades para la proveeduría y la manufactura de vehículos eléctricos e híbridos se colocan en el mapa de las nuevas inversiones para abrir el apetito de los jugadores en el sector, dijeron expertos en entrevista
con Grupo Healy.

"En este momento el hablar de nuevas plantas en México, y no quiero separar a Hermosillo en este sentido, es muy difícil porque la onda de expansión ha llegado a su fin y no anticipamos una nueva inversión a lo largo de los próximos cinco, 10 años", dijo Guido Vildozo, vicepresidente de la consultora IHS Markit Automotive Global Insight en entrevista desde sus oficinas en Estados Unidos.

México, precisó, llegó a un número de plantas e inversiones en el sector saludable en cuanto a las OEM (fabricantes de equipo original).

"De cierta manera la renegociación del T-MEC ha generado cierta incertidumbre; entonces, hay un deseo de operar con cierta cautela y no hay necesidad de arrancarse a poner una planta en un lugar y después darse cuenta que no era el lugar más apropiado", explicó.

PROVEEDORES

Pero en el área de proveedores el nuevo tratado abre un panorama alentador al incluir entre sus cláusulas el incremento de contenido regional de 62.5% a 75%, lo cual permitirá que las compañías manufacturen nuevos componentes en México.

"Uno de los temas que van a venir en los próximos años es el tema de incrementos de contenido regional. Debiéramos esperar que las armadoras busquen incrementar de alguna forma sus porcentajes de valor agregado local, de tal forma que busquen más proveeduría local", dijo Manuel Nieblas Rodríguez, socio líder de la industria de Manufactura de Deloitte.

Para Nieblas el nuevo tratado "perjudica un poco" a la industria, pero "es mejor tener eso, que no tener nada".

"Lo que vamos a ver en los próximos años será una reducción en los niveles de producción y exportación por la propia contracción que trae el mercado; si a eso le sumamos un poco el tema
de aranceles", explicó.

LA CAÍDA

De acuerdo con las últimas cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) en abril de este año se registró una caída de 10.4% en las ventas de vehículos respecto al mismo periodo de 2018, con un acumulado en el año de 3.9% menos autos comercializados en México.


Pero el mes pasado se fabricaron 2.0% más vehículos ligeros que en el mismo mes del año anterior, con un acumulado del año en ascenso de 2.8%.

La exportación de vehículos ligeros registró también un incremento de 5.0% en abril, aunque en Estados Unidos se vendieron 5 millones 323 mil 276 vehículos ligeros entre enero-abril de 2019, lo que significa 2.2% menos que lo registrado en el mismo periodo de 2018.

El experto de Deloitte precisó que en el futuro de la industria automotriz mexicana se encuentra, además de mejorar los niveles de Investigación y Desarrollo y en mano de obra calificada, la fabricación de vehículos eléctricos.

"La industria se empezará a mover de vehículos de combustión a híbridos y eléctricos. Eso implica que el mercado se va a reconfigurar. Cambiará la forma en la que se venden los vehículos. Ford es la primera armadora que fabricará vehículos eléctricos en México, eso obligará a la proveeduría local se haga a las nuevas tecnologías", dijo.

Las cifras indican que la venta de vehículos híbridos y eléctricos a nivel nacional van alalza, según los últimos datos publicados por la AMIA en base a los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La AMIA reporta que durante febrero 2019 la venta de vehículos híbridos y eléctricos fue de mil 455 unidades, 11.2% más que lo que se vendió en el segundo mes del 2018.

"Las ventas de vehículos híbridos y eléctricos estuvieron compuestas por 30 eléctricos, 155 híbridos conectables y mil 270 híbridos. En el acumulado enero - febrero 2019 se comercializaron 3 mil 383 vehículos con estos tipos de tecnologías", señala la AMIA.

De acuerdo con el "Estudio de capacidades de México para el sector automotriz del futuro", elaborado por la Unidad de Inteligencia del extinto ProMéxico, se estima que para el año 2030 entre el 10 y 50% de los autos nuevos vendidos a nivel global serán eléctricos.


"Algunos factores que podrían propiciar un incremento en las ventas de autos eléctricos incluyen los incentivos fiscales, los privilegios de estacionamiento, privilegios de manejo en líneas rápida y los precios con descuento, por mencionar los más evidentes", indica el estudio.

Los vehículos autónomos también se perfilan en el futuro y uno de los escenarios posibles, según el documento, es que para 2030 el 50% de los vehículos nuevos vendidos a nivel mundial contengan un alto nivel de autonomía "y que el 15% sean totalmente autónomos".

FORD: AUTO ELÉCTRICO EN EDOMEX

Las proyecciones para la industria no son ajenas para compañías como Ford Motor Company que anunció el pasado 20 de marzo que fabricará un vehículo SUV totalmente eléctrico en 2020 en su planta de Cuautitlán, Estado de México.

"Hemos echado un vistazo a las tasas de crecimiento de los vehículos electrificados y sabemos que necesitamos proteger la capacidad de producción adicional dados nuestros planes acelerados para vehículos totalmente eléctricos", dijo Joe Hinrichs, presidente de Ford, Operaciones Globales, en un comunicado emitido el 20 de marzo pasado.

En el mismo comunicado la armadora anunció una inversión de 11.1 mil millones de dólares a nivel global en vehículos eléctricos.

Además en su planta en Michigan, Estados Unidos, se fabricarán los primeros vehículos autónomos de la firma en 2021 diseñados con tecnología de auto-conducción y destinados a mover
personas y mercancías.

Pero para Hermosillo Ford anunció que empezará a producir a partir de 2021 la próxima generación de la furgoneta Transit Connect para el mercado norteamericano, lo que supone, para los expertos, la salida del Fusion en los próximos dos años.

La planta de Hermosillo es la única que produce actualmente el Fusion y el Lincoln MKZ en sus versiones a gasolina e híbrido.

MÉXICO COMPETITIVO

Mario Hernández, socio líder de la Industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación (Immex) de la consultora KPMG, recordó que las armadoras se ubicaron en el País por dos razones principales: Por la exportación de productos hacia Norteamérica y por el mercado doméstico.

"Esos dos mercados siguen siendo bastante atractivos. Sí se está viendo una desacelaración en el sector automotriz a nivel venta de automóviles terminados, tanto en Estados Unidos como en México, pero yo creo que México seguirá siendo un País adecuado para llevar a cabo la manufactura de los productos", dijo.

El nuevo tratado, agregó, presenta nuevos retos para la industria automotriz mexicana, pero México seguirá siendo un País exportador de producto terminado, además de seguir explotando su mercado doméstico.

"A nivel mundial hay una revolución de cambiar autos de consumo de gasolina hacia autos híbridos y eléctricos.

El punto es ¿dónde los vas a manufacturar? Para mí manufacturarlos dentro de un país como Estados Unidos sigue siendo muy caro. Entonces vas a tener que buscar un tercer país en donde manufacturar, apuntó, ese país sigue siendo México".

En esta nota
  • Industria automotriz

Comentarios