No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Pese a diabetes no deja de trabajar

José Miguel conduce un auto de Uber en Navojoa.

Avatar del

Por Jesús Palomares

José Miguel conduce un auto de Uber en Navojoa.

José Miguel conduce un auto de Uber en Navojoa.

NAVOJOA.- Pese a que los diabéticos corren más riesgos con el Covid-19 y sin importar que padece esta enfermedad, José Miguel Rodríguez sale a ganarse la vida como chofer de Uber.

Sí me da miedo, pero tengo que salir porque tengo familia que mantener y deudas que pagar”, abundó, “simplemente si no salgo a trabajar no consigo el sustento diario”.

Para conseguir el mayor número de viajes, dijo que come con el celular a un lado esperando que llegue la alerta de la aplicación para brindar un servicio.

Trabajo desde las 7 de la mañana a las 11 de la noche y apenas completo unos trece viajes”, apuntó, “la situación está muy difícil, pero no puedo quedarme en mi casa aunque yo quiera”.

Pese a que toma algunas precauciones como el uso de cubrebocas y gel antibacterial, dijo, hay temor porque sube personas a su carro sin saber si están contagiadas.

Todos los días le pido a Dios que no pase nada, porque no sabemos de donde vengan esas personas a las que le damos el servicio”, añadió, “y con el temor de llevar el contagio a mi familia”.

Enfatizó que las agencias de vehículos deberían dar facilidades para el pago de las unidades.

Imagínate en mi caso no hay trabajo ahorita y tengo que dar el enganche del carro que uso como Uber”, agregó, “ojalá que las agencias puedan decir vamos a congelar uno o dos meses, de todos modos vamos a pagar”.

En esta nota

Comentarios