No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Compraron tigre para tomarse unas fotos y luego lo abandonaron en empeño

Apolo fue abandonado en el lugar y el hermosillense Lizardo Tamaura se encargó de llevarlo  una asociación en la CDMX.

Avatar del

Por Tanya Vásquez

1/6
Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

HERMOSILLO, Sonora.- Luego de ser adquirido y posteriormente abandonado en un empeño, Apolo, un cachorro tigre de tres meses, fue rescatado y llevado a la asociación Black Jaguar, en la Ciudad de México.

Lizardo Tamaura, un hermosillense amante de los animales, fue quien rescató a Apolo de una tienda de empeño, pues una persona lo había comprado sólo para tomarse fotos y después abandonarlo.

Hace alrededor de tres meses una persona lo mandó a pedir, se tomó unas cuantas fotitos y lo dejó, a mí me contactaron y me pidieron que si quería apoyar con el rescate en el empeño y hacerle un hábitat", compartió.

Pero dado el peligro y responsabilidad que representa criar y cuidar a un felino, Lizardo decidió contactar a una asociación en la Ciudad de México que cuenta con el espacio y recursos suficientes para cuidar de varios animales.

RESPONSABILIDAD

Lizardo tiene un lémur y algunas aves como guacamayas y loro africano a los que les brinda los cuidados adecuados, pero hacerse cargo de un tigre, aunque sea cachorro, era demasiada responsabilidad, recalcó.

"Me gustan mucho los animales y tengo algunos, al principio esa era la idea hacerle un hábitat, pero al darme cuenta la responsabilidad que representa y el peligro de estar criando a un animal de este tamaño, decidí mandarlo a una fundación", comentó.

Una publicación en Facebook de Apolo en un parque público alertó a vecinos de un fraccionamiento ubicado al Poniente de Hermosillo, pero Lizardo explicó que se trataba de un felino rescatado que iría a un nuevo hábitat, para generar conciencia sobre no tener a estos animales como mascotas.

EN LA FUNDACIÓN

Lizardo creó una cuenta en Facebook llamada “Apolo Tiger” y ahí compartió los momentos del tigre cachorro en Hermosillo, algunas actividades para recaudar fondos para su traslado a Ciudad de México y la llegada a su nuevo hogar.

Apolo tiene tres meses y medio de edad y actualmente come de un kilo y medio a dos kilos de pollo crudo al día, y desde la semana pasada ya se encuentra con sus nuevos compañeros en la fundación Black Jaguar.

En esta nota
  • Cuidado animal

Comentarios