No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

“Perder Arizona representaría un golpe colosal para Trump”, opina analista

Es una plaza que no perdían ante los demócratas desde 1996, cuando triunfó el presidente Bill Clinton.

Avatar del

Por El Imparcial

Capitolio del Estado de Arizona.(Especial)

Capitolio del Estado de Arizona. | Especial

ARIZONA.- “Perder Arizona representaría un golpe colosal para Trump”, opinó un experto político ante las proyecciones de que la hegemonía republicana parece haber llegado a su fin en el estado.

Según El Universal, Arizona, es una plaza que no perdían ante los demócratas desde 1996, cuando triunfó el presidente Bill Clinton.

Pero además de esos once votos electorales que les fueron arrebatados a los republicanos, está el hecho de que por primera vez habrá dos senadores demócratas representando a Arizona desde 1952, ante la sólida ventaja del astronauta y piloto Mark Kelly.

Según el diario, la última actualización de datos por parte de la autoridad electoral mantuvo a Joe Biden, candidato demócrata en la delantera en el conteo de votos, el cual se preve concluya la próxima semana.

“De obtener el candidato demócrata Joe Biden la presidencia por la mínima, 270 votos electorales, Arizona habrá sido el pase definitorio para llegar a la Casa Blanca, y así evitar cuatro años más de políticas contestatarias del actual presidente Donald Trump”, cita el medio.

El cambio de color rojo a azul, sería resultado del moderado cambio del comportamiento del electorado en el condado de Maricopa, el más poblado del estado y que incluye la capital, Phoenix.

Acarrearon a miles a votar
El Universal publica que sindicatos y organizaciones defensoras de los derechos de la minoría adjudican el resultado a la masiva movilización de la gente de color.

Personas como Alejandra Gómez, codirectora de Viviendo Unidos por el Cambio en Arizona (LUCHA, por sus siglas en inglés), afirma que movilizaron un ejército de mil voluntarios para sacar el voto multicultural.

Beatriz Topete, vicepresidente de Unitehere, un sindicato que se ocupa de los trabajadores de los Servicios de Comida y Hotelería, también resalta el esfuerzo realizado para cambiar la entidad.

Este es un resultado a base de no quedarnos sentados en casa; decidimos persistir. Salimos 400 personas, algunos tocamos puertas, otros dábamos aventones y respondíamos dudas; fue muy duro tocábamos más de 20 mil puertas cada día a temperaturas de hasta 115 Fahrenheit [46 grados centígrados]”, dijo al diario.

En esta nota

Comentarios