No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

“¡Ayúdennos, lo estamos perdiendo todo!”, inundaciones en Mozambique deja víctimas y daños materiales

Avatar del

Por AP

“¡Ayúdennos, lo estamos perdiendo todo!”, inundaciones en Mozambique deja víctimas y daños materiales

“¡Ayúdennos, lo estamos perdiendo todo!”, inundaciones en Mozambique deja víctimas y daños materiales

Un segundo desastre sucedía este domingo en el Norte de Mozambique a raíz del ciclón Kenneth debido a que las inundaciones causaron la muerte de una persona y comenzaron a aislar la principal ciudad de la región. Unas 160 mil personas estaban en riesgo y se pronostican más lluvias torrenciales para los próximos días.

“¡Ayúdennos, lo estamos perdiendo todo!”, exclamaban a la gente que pasaba en coche unos vecinos de la principal ciudad de la región, Pemba, mientras el agua inundaba sus casas y la lluvia seguía cayendo. Mujeres y niñas intentaban en vano detener el torrente en sus patios con cubos y cacerolas. El agua se abría paso por las puertas de las viviendas. Algunas casas se colapsaron, de acuerdo con Naciones Unidas.

“Es una terrible sensación de deja vu”, dijo Nicholas Finney, líder del equipo de respuesta del grupo de ayuda Save the Children. Kenneth llegó seis semanas después de que el ciclón Idai azotó el centro de Mozambique y mató a más de 600 personas debido a las inundaciones.

Es la primera vez en la historia registrada que la nación del sur de África es golpeada por dos ciclones en una temporada, lo que nuevamente genera preocupación por el cambio climático.

Los remanentes de la nueva tormenta podrían arrojar el doble de lluvia que Idai, de acuerdo con la ONU. Según el instituto meteorológico de Mozambique, se pronostican hasta 100 milímetros (casi 4 pulgadas) en las próximas 24 horas para algunas partes de la región.

"Nunca he visto esas lluvias en mi vida", dijo un residente de Pemba, Michael Fernando, de 35 años.

En el vecindario de Nitate una mujer murió después de que una pared de ladrillos le cayera encima y las aguas la arrastraran contra otra construcción, dijo el líder de la comunidad Estenacio Pilale.

Algunos vecinos intentaban apilar neumáticos y sacos de tierra como barricadas. Varios niños se refugiaron en un autobús que parecía haberse quedado bloqueado en calles donde resultaba difícil circular. Una mujer se quedó de pie ante el autobús, aparentemente aturdida bajo el aguacero.

"Seguiremos moviéndonos hasta llegar a un lugar seguro", dijo un hombre, mientras la gente huía cargando sus pertenencias en bolsas de plástico. Otros mostraban destellos de impaciencia. "¿Esta agua alguna vez nos dará un descanso?", preguntó Abdul Carimo. "En el momento en que intentamos hacer algo con nuestras vidas, comienza de nuevo".

Al menos cinco personas murieron desde que la tormenta llegó el jueves por la noche con la fuerza de un huracán de categoría 4, anonadando a los vecinos de una zona donde hasta este año no se había registrado un ciclón en la historia moderna. Kenneth llegó apenas seis semanas después de que el ciclón Idai arrasara el centro del país y matara a más de 600 personas.

El gobierno dijo que más de 160 mil personas se han visto afectadas en gran parte de la región rural, muchas de las cuales ahora están expuestas y hambrientas. Más de 35 mil casas en partes de Cabo Delgado, en el extremo norte de Mozambique, quedaron parcial o totalmente destruidas.
El domingo por la mañana no había noticias de otros distritos afectados por el ciclón.

Imágenes aéreas tomadas el sábado mostraban varias poblaciones costeras arrasadas por la tormenta en la provincia más norteña del país, Cabo Delgado.

“No queda ni una casa en pie”, dijo Saviano Abreu, portavoz de la agencia humanitaria de Naciones Unidas, tras una evaluación aérea.
En esta nota
  • ciclón Kenneth
  • Inundaciones en África

Comentarios