Hermosillo Violencia

Sufren con casa sola; el dueño desconocía que había problemas

Desde hace dos años se convirtió en un nido de malvivientes; el propietario del lugar ubicado en la colonia Olivares dialogó con los vecinos

Obstruye la banqueta la basura que dejan en una en la calle Ignacio Hernández.(Ahaní Velásquez.)

Obstruye la banqueta la basura que dejan en una en la calle Ignacio Hernández. | Ahaní Velásquez.

Vecinos de la colonia Olivares reportaron un predio desoldado desde hace alrededor de 2 años y que sólo ha servido para ser un “nido de delincuentes” que hacen quemazones y desmanes en el lugar.

Luego de una quema de maleza que se registró ayer, alrededor de las 12:45 horas, los vecinos de las calles Ignacio Hernández dijeron estar hartos, ya que hasta ese momento no se habían presentado los propietarios.

“Yo estoy desde el último de enero aquí y no hemos dejado de sufrir con esas personas que se meten y queman cosas todos los días y yo con un miedo de que hagan algo malo, por eso mi esposo y otro vecinos tuvieron que levantar la barda, para que no se metieran.

“No sirvió de nada”, expresó la vecina de a lado, “porque todo el día y toda la noche se brincan y se la llevan ahí, yo creo que ahí viven, son tres”.

La afectada destacó que al ver que la barda no ayudaba mucho, tuvieron que comprar alambre con navajas para instalarlo en la barda perimetral, ya que así protegen a su familia de los delincuentes.

LLEGA PROPIETARIO

Al momento de realizar el reporte de los vecinos del interior de predio salieron dos hombres y uno de ellos se identificó como Jorge y dijo ser el propietario del lugar, pero desconocía toda la situación que se presentaba.

“Yo vengo del rancho, soy de Ures y vendo quesos allá, pero me avisaron que mi mamá falleció y cuando llegué, ya no había nadie. Necesito buscar a mis hermanos para ver qué fue lo que pasó, porque mi mamá era la que vivía aquí.

“Yo no sabía nada de esto”, dijo, “me sorprendió que estuviera la barda puesta y cuando me brinqué, encontré a tres indigentes que, al parecer, viven aquí, pero ya los corrí; se pusieron agresivos, pero terminaron yéndose”.

El presunto dueño de la casa y los afectados platicaron y acordaron poner más atención al problema, ya que muchas veces reportaron el caso al 911 y ninguna patrulla atendió el llamado.

Comentarios